sábado, 8 de noviembre de 2014

Hora de hervido

Las temperaturas están bajando en Egipto. Todos se quejan del frío. Cualquiera pensaría que estamos en Antártida de tanto que se quejan. Me imagino que en un año a mí también se me habrá diluido la sangre y estaré titiritando en octubre, pero por los momentos lo que me da es asombro que ya sientan frío cuando yo finalmente encuentro el clima agradable.

Con el "frio" me ha provocado mucho tomar sopa. El fin de semana pasado nos invitaron a una fiesta de Halloween y nos ofrecieron chili con carne. Por supuesto yo no lo pude probar (le tengo alergia al tomate) por lo que se me despertó el apetito por las sopas, los caldos, sancochos y demás platos que se comen con cuchara.

Me gusta hacer hervido. Me gusta sacar mi recetario de Scannone que compré hace 20 años en la librería del CCCT. Me gusta preparar el caldo primero, colarlo, lavar la olla y volverla a montar con el caldo y las verduras. Me gusta que se tarda horas en preparar. Me gusta ajustar la receta para localizarla. En China usaba ocumo y otras raíces que no sé como se llaman en chino, inglés o español pero que seleccionaba en el mercado apuntando con el dedo. Me gusta hacer el sofrito, ahora sin tomate y sin pimentón, pero igual con sabor. Me gusta agregarle el cilantro y la yerba buena al final. Me gusta ese primer sorbo, cuando se me llena la boca de caldo y la nariz de vapor. ¿Ven? Me gusto todo.


Recuerdo con nostalgia los mercados de vegetales en China, donde hay tantas variedades de tantas cosas. Una de mis vendedoras favoritas separaba las hojas de espinaca en pequeñas, medianas, grandes, más grandes y gigantes. Y eso era nada más la espinaca. Ni hablar de todas las variedades de col que nunca aprendí a nombrar. Aquí hay lechuga, repollo, y espinaca. Un montoncito de cada una y ya.



Con la escasez de verduras, mi hervido tuvo nabo, zanahoria, auyama y batata. Me dicen que habrá yuca cuando llegue el invierno. (Que me imagino empezará cuando baje la temperatura 3 grados más.) No puedo comer papas, y el hervido me quedó un poco dulce. Para corregirlo, le puse un chorrito de limón y un poco más sal de la que normalmente le agrego. Me lo comí de desayuno frente a la ventana para sentir el fresco de la mañana y hacerme la idea que de verdad viene invierno y la temporada de hervido.

2 comentarios:

  1. Al menos los colores apetecen dejarse comer... :)
    Hoy estuve de comilona por el cumple de una amiga, pero era todo a base de pescado y marisco, aunque había de todo, la gente se decantaba por esas cosas, mucho langostino, gambas y demás, a mi no me gustan demasiado y me miran como a un bicho raro porque para el resto de la gente normal el marisco es lo mas de lo mas, salvo la langosta con mayonesa a mi no me gusta demasiado, además me incomoda la peladera de los lagostinos y sus parientes las gambas y el olor de los dedos.
    Opté por comerme un gran plato de atún encebollado con salsita rica y ensalada mista y ya.
    Es relativamente nuevo el restaurante, -yo le llamo el cebadero- porque es uno de esos lugares que puedes repetir y comer cuantos platos desees, sin limite, y la gente se pone como ballenas, la verdad es que la relación calidad precio es muy buena, la materia prima es de primera calidad y cocinan bien, los fines de semana que es cuando tienen el marisco vale 13,50€ el menú por persona, y los días de diario de Lunes a Viernes, 9,50€ lo cual está bastante bien, lo malo es que cuando veo tanta comida se me tranca el estómago y es cuando menos como, en realidad sigo prefiriendo los restaurantes tradicionales y que me sirvan después de que me convenzan de que este u otro plato estarán deliciosos, ni aquí me gustan los lugares muy grandes y multitudinarios :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. Amigaaa, (que hace mucho frio, como en Espana,Italia Alemania,??) te envidio la sopita yo muero por ella y aqui solo consigo la papa, la auyama, y ya porque ni cilantro, entonces para que no me sepa tan insípida le preparo un mojito con cebolla morada muy picadito algo de aceite, algo de vinagre y un poquito de sal debería de llevar mucho cilantro picadito pero como no hay :-( yo le pongo alplato 2 cucharas grandes y sabe muy bien SALUDOS

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.