viernes, 4 de febrero de 2011

El Año de la Liebre

El jueves amaneció el año de la liebre. El año del tigre terminó para mí con un último zarpazo: me dió gripe y quedé afónica por tres días, al regreso de esquiar nos enfermamos con pollo de KFC y para completar me dió una recaída de la gripe. Menos mal que llegó el conejito, seguro que será más dulce que el tigre malvado.

Aún con la despedida, no me puedo quejar demasiado pues el año que pasó pasó muy bien para nosotros. Me nombraron bibliotecaria en el colegio, terminamos la casa de nuestros sueños, empecé una maestría en biblioteconomía, mis hijos están bellos y cada día más inteligentes, mi marido se recuperó mejor que nunca de unas pequeñas lesiones en la rodilla y el codo, pasamos nuestro acostumbrado verano en Cape Cod, y en fín, muchas bendiciones nos trajo el año del tigre. En dos años completamos el ciclo completo del zodíaco y con eso probablemente termine nuestra estadía en Tianjin. Pero por los momentos seguimos aquí, y felices de vivir la vida de expatriados en China.

Recibimos el año en casa de unos amigos: ella es china, él es sueco. Son padres de una amiguita de Andreína. Invitados también estaban una pareja australiana y una familia de japoneses. Bajamos temprano con las niñas (Michael fue a casa de un amigo) a lanzar fuegos artificiales y volvimos a bajar a medianoche, cuando la ciudad retomó su locura cacofónica anual. Fue la primera vez en muchos años en que celebramos el año nuevo en Tianjin y se nos había olvidado el estruendo fenomenal. Scott y yo nos regresamos caminado al hotel donde pasamos la noche. Vivimos en las afueras de la ciudad y nuestros amigos están en el centro, y no queríamos preocuparnos por tener que conseguir taxi a medianoche. El ruido ensordecedor, pero la caminata muy divertida viendo la cantidad de fuegos artificiales que se lanzaron en apenas dos cuadras hasta el hotel.

No vayan a pensar que el año nuevo chino es sólo los fuegos artificiales. Una muy importante parte de la celebración es la comida. En casa de nuestros amigos nos sirvieron comida desde que llegamos hasta que nos fuimos. Lástima que Scott y yo ambos teníamos los estómagos en estado delicado, porque Seong Mi, nuestra anfitriona, se esmeró en preparar una cantidad de comidas tradicionales. Lo mejor fue un pescado al vapor con cebollín y jenjibre, hmmmm.

Aquí unas poquitas fotos de las celebraciones y los triquitraquis.

El tarantín de los triquitraquis
El tarantín de los triquitraquis donde nos paramos a abastecernos antes de ir a la fiesta.

Scott y sus interiores rojos
Scott y sus interiores rojos para la suerte (con un poquito de amarillo en honor a su esposa venezolana.)

Jugando con las luces de bengala
Andre y sus amigas japonesas jugando con las luces de bengala.

Caminando por la calle
Caminando por la calle bajo los fuegos artificiales.

9 comentarios:

  1. Feliz Anno Fitz!! Espero que el anno de la liebre sea suave, tierno, curioso, etc.
    Yo hoy voy a celebrar un poquito retrasado yendo a comer dim sum (yum!)
    DB tiene su fiesta de cumpleannos el domingo. No se si te habia contado que el lleva ya varios annos obsesionado con la cultura china. Asi que el cumpleannos va a tener algunos toques chinos!

    ResponderEliminar
  2. Muy bien! Asegúrate entonces que incluyas tallarines en el menú y -!muy importante!- no se los cortes para no cortarle la buena fortuna!

    Dos libros bellísimos del año nuevo:

    Long Long's New Year, de Catherine Gower y He Zhihong. El cuento de un niño que acompaña a su abuelo a vender bok choy al mercado en la ciudad. Es una historia linda con una preciosidad absoluta en las ilustraciones. Así era China cuando yo llegué hace 10 años. (Bueno, en algunos rincones. Lo demás era modernidad y construcción.)

    The Dragon New Year, de David Bouchard y Zhong-Yang Huang. Otro libro hermosamente ilustrado. Cuenta la leyenda del dragón que aterrorizaba a los chinos hasta que lograron espantarlo con ruido y luces.

    ResponderEliminar
  3. Que lindas fotos y lo mejor es que el año de tigre te dejó cosas tan maravillosas.
    Esperemos que el conejito venga más calmado a nivel de cambios climáticos y catástrofes (aunque aquí en Chile dicen que es será más revoltoso que el año del tigre :S)
    Un abracito y feliz año nuevo para ti en China.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por los libros Fitz, los voy a buscar!

    ResponderEliminar
  5. Me das mucho trabajo, eres la uncia que tengo que felicitar dos veces al año...
    ¡Feliz año nuevo! jajaja
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  6. FELIZ ANO NUEVO CHINO, espera tus escrito, de echo los leo todos me fascina todo lo relacionado con china, de echo practico el FENG SHUI, y yo como tu esposo también me vestí de rojo con dorado jajaj (mi puerta principal esta llena de carteles con escritos chinos con rojo y dorado, mis vecinos creen que estoy algo loquita jajaj), me gustan tus fotos gracias y MUCHA PROSPERIDAD

    ResponderEliminar
  7. Muy Feliz Año de la liebre o conejo como dijieron por acá.
    Ayer participe en el Barrio Chino de Buenos Aires de los festejos, fue la primer experiencia. NOS ENCANTO!
    Te mando besos desde Argentina y te envio el link con algunas fotos del festejo
    http://www.facebook.com/album.php?aid=275708&id=758028120
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Anto, por el link a las fotos. Están lindas. Eso sí, me parece comiquísimo estar celebrándolo en el verano!! Ja ja. Aquí que está haciendo tanto frío.

    Elvira: Feliz año a tí también. Que disfrutes de tus muchas decoraciones. Todavía las puedes dejar hasta el 17. Entonces es que termina la fiesta con la noche de las linternas. Después de la loquera de recibir el año, el final es lindo y tranquilito: muchas linternas y familia.

    ResponderEliminar
  9. Tarde pero con cariño, Felíz año nuevo... que gusto que el año del tigre fue muy bueno para ustedes y espero que este sea mejor.
    Hay algún significado especial cuando perteneces al signo del que es el año? O sea es especial ser liebre en el año de la liebre? Saludos

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.