sábado, 10 de febrero de 2007

El año viejo se va, se va

Falta una semana para el año nuevo. Como parte de las preparaciones estamos limpiando, botando lo viejo y roto, y comprando papeletas para decorar las puertas y ventanas. Los niños recibirán ropa nueva de las ayees, y a ellas les regalamos un mes de sueldo.

El sábado a medianoche llega el año del jabalí. Será una noche de estruendo y ruido, pues hay que espantar a los demonios y la mala suerte con triquitraquis. Hoy es el año nuevo chiquito y comenzarán los fuegos artificiales aunque me dice la Dra. Wang que se están poniendo muy caros y que habrá que guardarlos para el sábado.

A mi me encanta el año nuevo chino. Hay una emoción en el aire que hasta se le contagia hasta a una extranjera analfabeta como yo. Los chinos le tienen nombre: fiebre de año nuevo. (Cuando me acuerde como se dice, compartiré.) Tenemos una semana de vacaciones por el año nuevo, y me gusta disfrutarla aquí en Tianjin, entre la fiebre y los fuegos artificiales. Este año me voy a perder la noche principal porque vamos a esquiar. Es lo único malo del viaje. Disfrutaremos mucho en la montaña, pero como estamos lejos del pueblo, nos perderemos el espectáculo sonoro.

Pero no importa. La celebración dura dos semanas. Hay triquitraqui y tumbarancho para rato.

(Ajá mamá, ya te escucho diciendo que soy una loca porque a tí con la noche del 31 te sobra. No te puedo explicar porque es diferente. Tendras que venir a visitarme para ver.)

1 comentario:

  1. Tesoro mio, estoy disfrutando todas las historias "viejas" que no había leido hasta hoy. Ahora sé que el ruido me molesta mucho mas que a otra gente porque tengo oido de... perro. Mi rango de audición es mucho mas amplio. Por eso puedo escuchar el agua hirviendo desde la sala y oía lo que mis alumnos secreteaban en tercer grado... Pregúntale a Gioconda, quien lo descubrió con una audiometría. Bebdiciones. TQM

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.