jueves, 31 de julio de 2014

Hibernando en verano

Mis vacaciones en Cape Cod se me acabaron el domingo. Nos regresamos a casa de mi suegra en donde siempre pasamos los últimos días en preparación para la salida. Salimos mañana para Egipto y nuestra nueva aventura.
Caminos verdes
Desafortunadamente, a Egipto no se puede llegar caminando, ni siquiera por el camino de la playa de mi rutina diaria.


Este verano fue uno de hibernación. Pasé las cuatro semanas en Cape Cod siguiendo una dieta paleolítica con modificaciones para fortalecer mi sistema autoinmune, y por lo tanto, prácticamente todo lo que comí lo preparé yo. Normalmente salimos a comer mucho, pero con todas mis alergías es más fácil cocinar y comer en casa.

Camarones al ajillo
Una muestra de mis desayunos. Menos mal que no le tengo alergía a los mariscos. Eso sí, no me pude quitar el antojo que tenía por ostras, pero hay que dejar algo para el próximo año. 

No tuvimos a Andreína porque ella pasó casi todo el verano en NH, montando caballos con la tía y jugando con perros con mi suegra. Michael disfrutó de hijo único, y como a él le gusta jugar sus juegos de video y leer, fue muy tranquilo.

Dentro del camper
El rincón de Michael. Ahí tenía asiento y enchufe para los aparaticos. 
Además de que Michael es calladito, también estuvo haciendo un curso de capacitación de salvavidas tres veces a la semana. Cuando le tocaba el curso, yo me sentaba sola en la playa a leer, jugar entre las olas y tomar fotos en Instagram.

Michael salvavidas
Michael tiene camisa negra y gorra venezolana. 

Así que como ven, pasamos el verano hibernando, recuperándonos de la despedida china cargando pilas para Egipto, y acobijados en nuestra cueva de Cape Cod.

Vista desde el camper
La vista desde mi cueva, digo, el camper. 
La próxima entrada será desde Egipto. Mar salaama. (Adiós en árabe, según recuerdo de hace 18 años cuando fuimos por primera vez.)

8 comentarios:

  1. Que les vaya muy bien durante el viaje y tengan mucho éxito, como siempre, en el nuevo colegio. Tu papa estuvo conmigo hasta ahorita. Sueño con volver a visitarlos pero... Dios dirá! Estuvimos leyendo -y disfrutando- otras entradas anteriores de tu blog. Me encantaría tenerlo en un libro! Un abrazo grandote, besos y muchas bendiciones.

    ResponderEliminar
  2. Feliz viaje, Fitz!!!
    Y mucha suerte!

    ResponderEliminar
  3. Están haciendo una buena carga de pilas antes de Egipto, parece que las cosas están mas tranquilas por aquellos lados, espero que tengan un viaje perfecto y se acomoden enseguida a su nueva vida.
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  4. Solo paso a decirte IN BOCCA AL LUPO, en criollito venezolano CHAMA QUE TE VAYA CHEVERE!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos por los buenos deseos. Estamos en Frankfurt esperando el vuelo al Cairo y conociendo a los otros maestros nuevos.

    ResponderEliminar
  6. Buen viaje Fitz! Ya espero tus cuentos egipcios.

    ResponderEliminar
  7. Lo bueno de esta mudanza es que saldremos ganando con un nuevo lugar que nos describiras. Suerte vecina (jejejej cada dia mas cerca).

    ResponderEliminar
  8. MC: He empezado con fotos egipcias, pero más bien solo de mi entorno inmediato. No tengo energías para más nada. El sábado vamos a las pirámides. Mis hijos están super emocionados. Yo solo espero que no regresemos muy tarde. ¡Me toca ir a IKEA a comprar toallas que están en oferta!

    Vecina: más cercas. ¿Dónde en España estás? No tenemos planes de viajar sino a Austria en Navidad, pero sí quiero hacerme un paseo por España el año que viene.

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.