miércoles, 5 de febrero de 2014

A galope

Afuera de un centro comercial. Sonar los tambores espanta a la mala suerte - ¡y es divertido!

Ya estamos en el sexto día del Año de Caballo. Los primeros cinco días se me escaparon al galope. Deben haber desaparecido en mis frecuentes siestas.

Tuvimos 16 días de vacaciones para el año nuevo chino. Normalmente nos dan nada más una semana pero como cayó a media semana, nos tocaron un par de días mas. ¡Muy agradecidos fueron!

El primer fin de semana como siempre, a esquiar. Tuvimos un clima perfecto, sin mucho viento y con temperaturas tolerables. Eso sí, la nieve congelada y me caí varias veces. Tenía 8 años que no me caía. No me pasó mucho. Lo peor fue la vez que me dí golpe en el codo. Todavía tengo el morado, pero sobre todo, el mayor golpe fue a la confianza.

El resto de las vacaciones la pasamos en casa, intentando practicar el arte de no hacer nada. Adelanté un poco la mudanza, haciendo limpieza en los closets de mis hijos y el mío.

En el cuarto de Andreína pasamos un día entero. Si tenía dudas de que la consentimos, tenemos 8 cajas de evidencia: cuatro de pura ropa que no le queda y cuatro de juguetes con que ya no juega. (Y si somos sinceros, con esos juguetes jugó un par de horas y después los olvidó.)

Ahora el reto grande es ayudar a Scott a organizarse. El tiene zapatos y franelas que lleva cargando de casa en casa desde que salió de EEUU hace 20 años. Ya ha botado cuatro bolsas de ropa, pero yo le veo el closet igual de lleno. Me dijo que va a enviar un lote a Egipto y que lo demás lo va a usar aquí hasta que nos vayamos. Entonces lo va a dejar botado aquí, y después en EEUU compra ropa nueva. ¡¿Qué?! Con lo cuidadoso que es para gastar. No se lo creo. Ya me veo cargando con las mismas mil franelas y cachuchas de béisbol hasta que nos jubilemos.

Me voy a tardar en montar la próxima entrada. Estoy en el último curso de la maestría. !!!Yupi!!! La mudanza también me va a robar tiempo. Aunque no es hasta junio, tenemos que mandar el flete en marzo para que llegue a tiempo. Hasta mas tarde.

Que el año del caballo a ustedes les traiga un hipódromo entero de prosperidad y alegría.

1 comentario:

  1. Que termines tu master con felicidad equina! :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.