miércoles, 1 de enero de 2014

Feliz año desde Singapur

¡Que el 2014 les traiga mucha prosperidad y alegría! Este año para nosotros será una año de mucha novedad, pues después de 13 años en China, nos mudaremos a Egipto. Ahora nos tocan seis meses de despedida a nuestra vida china seguidos de seis meses de bienvenida a nuestra nueva vida egipcia. 

Para el 31, para no romper con la tradición que ya hemos instalado mi marido y yo porque ya habrá bastante novedad, no hicimos nada. Aclaro que a nosotros nos llaman "los aguados." No nos las pusimos amarillas, no comimos uvas, no nos trasnochamos esperando el año. De hecho, ya para las 10 no aguantamos más y nos fuimos a dormir. Lo único que sí hicimos fue pasear con las maletas y eso porque justamente el 31 tuvimos el vuelo de Ko Samui a Singapur, donde estaremos una noche antes de regresar a Tianjin. 

Nuestra cena de 31 fue en un restaurante mejicano cerca del hotel donde pasamos la noche. Fue excelente. La mejor comida mejicana que he probado fuera de México. Por supuesto habían los consabidos tacos - mi hijo se comió un burrito proclamando que era su comida mejicana favorita y yo dudando porque creo que los burritos son invento tejano -  pero también otra comida, menos de calle y súper exquisita. Yo me comí un pescado con salsa verde increíble y el mole poblano de Scott me regresó directamente a Puebla. Andreína pidió cordero que vino perfectamente dorado con una salsa de tomate, papas y zanahorias que hubiese sido manjar por su propia cuenta. Para postre, a pesar de que le tengo alergia a los huevos, pedí flan y para mis hijos un dulce tres leches. Resulta que la torta del tres leches era un tamal, sin harina de trigo así que hasta con eso pude disfrutar. Se me está haciendo agua la boca de nada más pensarlo. Para allá regresamos ésta noche, a comer tamales de nuevo y hacerme la que estoy comiendo hallaca.

Tamales de puerco que comimos de aperitivo. No son hallacas pero yo me hice la idea de que sí. 

Hoy a Universal Studios. Mis hijos quieren que me monte en una atracción en 3D que es de la película Transformers. No es montaña rusa, pero con los efectos de tercera dimensión y la magia del animatronics, casi que uno cree que esos enormes robots lo están persiguiendo de verdad a uno. Nos montamos en ese la última vez que vinimos. Scott salió verde del mareo, los niños rojos de la emoción, y yo blanca y muda. Tanto se me traqueteó el cerebro, que no pude encadenar una oración completa por 20 minutos. 

Los dejo para que hagan sus reflexiones de fin de año, y nuevamente les deseo mucha felicidad y prosperidad en el 2014. 

7 comentarios:

  1. FELICIDADES, que este nuevo ano te traiga MUCHA PROSPERIDAD SALUD, y disfruta tu nueva vivienda (la verdad fiszia que no pareces venezolana jajajaja haaaa debe ser por estar muuuuuucho tiempo viviendo en otros países, porque nosotros SOLOS hacemos la fiesta, jajajajajaj), si los tamales son tan parecido a nuestras hallacas, que bien que los pudiste comer .

    ResponderEliminar
  2. Feliz año nuevo!
    Que emoción ahora seguir sus pasos por la cultura egipcia, seguro les va muy bien!
    Los burritos son comida mexicana, del norte del país, por eso están tan arraigados en Usa, pero en realidad son mexicanos ;)

    ResponderEliminar
  3. Rosa: felicidades tambien a tí. Que el 2014 te traiga mucha salud, sobre todo ahora que estas vesícula-free. :-)

    Elvira: de verdad que he pasado demasiado tiempo afuera que ni fiesta de año nuevo logro montar. Ni modo, la meta ahora será celebrar la llegada del 2015 como debe ser. Tengo 364 días para prepárame.

    Bel: gracias por la aclaratoria. Mi hijo se siente vindicado. Hoy volvimos al restaurante y esta vez pidió el burro to con pavo. Lo declaró la mejor comida de su vida. Dijo que cuando muera va a buscar al pavo que se comió hoy en el nutrido a darle las gracias, ja ja!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Feliz año! y éxito en esta nueva etapa. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Ya veo que pasaron unas fiestas bien atipicas, pero el caso es pasarlo bien :))
    ¡Feliz año!
    Besos y salud

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.