lunes, 3 de septiembre de 2012

Falda bruja

Comí mucho durante las vacaciones de verano. Engordé como las buenas. Le echo la culpa al exceso de comida en EEUU, y sobre todo la gran variedad de productos sin trigo ni gluten. Le tengo alergia a ambos. También le tengo alergia a los huevos pero con la emoción de por fin poder acompañarlos con pan tostado (hecho con harina de arroz y otros sustitutos al trigo) me desayuné a diario con un huevo frito. Riquísimo. ¡Qué de años que no comía un huevo frito con pan tostado!

Un huevo frito con pan tostado y mantequilla a diario, más las galleticas sin trigo pero mucho chocolate y los helados artesanales del pueblo vecino, y no es sorpresa que aumenté de peso como no lo había hecho desde que estuve en estado hace 13 años.

Ya va. ¿Y eso de la falda bruja qué?

Tengo una falda que compré hace como 10 años aquí en China. Es la única pieza en mi armario que he comprado en una tienda donde venden ropa para las mujeres chinas. Yo no soy tan grande así tampoco pero no tengo ni un suspiro de esperanza de poder vestirme con las tallas chinas. Una vez entré a una tienda que anunciaba ser para mujeres extranjeras. La talla más pequeña era XXL. Claro que una talla XXL para una china es como una talla S para una occidental, pero igual, haber conseguido la falda aquella en una tienda "normal" fue como un regalo del cielo. Mas nunca lo he logrado. O me mando hacer la ropa o la compro en EEUU.

La falda estaba en el fondo de la cesta de descuento. Me costó tal vez 10RMB - hoy en día sería como un dólar y medio. Me la probé y me quedó perfecta. Me puse tan feliz que solo miré la talla cuando ya estaba en la casa: talla 16. Uyyyy! Relegada por 10 años a la esquina del closet hasta el día que empezaron las clases éste año cuando la encontré buscando otra prenda y decidí darle chance. Después de 10 años, todavía me quedaba perfecta de cintura y largo.

Ajá, ¿y para que comenzaste con lo de las vacaciones?

Mi marido es un santo. El dice que si aumento de peso pues que así hay más que amar, pero el día que empezaron las clases me vió con mi faldita talla 16 y exclamó, "¡Wow, cómo que sí engordaste mucho!" Después de que se le salió intentó acomodar la cosa, pero nada, dura realidad.

Menos mal que como tratamiento de reducción de peso, trabajar en un colegio es prácticamente milagroso.  También ayudó que las galletitas y los panes sin trigo ni gluten más cercanos están al otro lado del planeta, y que recibí resultados de unos exámenes por las alergias donde queda clarísimo que tengo que evitar comer huevos a como de lugar.

Hoy me volví a poner la faldita. He perdido como 5 kilos y la muy fiel me queda perfecta de cintura y largo. Gorda, flaca, estítica, como sea, la faldita me queda bien. Es casi mágica. Se expande y se contrae según lo necesite. No tengo chance de comprarme otra como esa en una tienda, así que éste fin de semana voy a celebrarle la lealtad a la falda con una visita al mercado de las telas, para mandarme a hacer varias más.

Foto tomada con el iPhone, editada con Camera+ y Smilebox.


3 comentarios:

  1. Pues yo te confieso que estoy pesando 104 k de 93 que pesaba no hace tanto, pero es que no sabes el hambre que tengo constantemente, así que como rico, pensando que ya mismito tengo que ponerme a dieta y bajar urgentemente de peso, a mi toda la ropa me queda bien porque la gordura se reparte por mi 1,80 de altura y no se nota tanto, lo peor es la cara que se me pone de pan de pùeblo...jajaja
    Yo te veo muy bien en la foto, y tu marido tiene razón, hay mas para amar...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar

  2. Hola!
    Tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs de Turismo y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacate@gmail.com

    besoss

    ResponderEliminar
  3. Este tema de los kilitos crónicos nos persique a tantas y tantos! Yo no puedo perderlo de vista, pues en lo que parpadeo, ya tengo 8 kg de más. Igual, te digo que en la foto luces linda.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.