sábado, 26 de noviembre de 2011

Leche condensada, iPhone y abandono

Me gusta la leche condensada. Siempre me ha gustado. Cuando vivimos en Egipto hace 15 años, pasamos casi todo el año comprando fresas del oasís del Fayum. Mi marido creía que era porque esas fresas tienen un sabor espectacular, como la distilación de todas las fresas del mundo. Y sí, eso fue una de las razones, pero para mí, comer fresas era excusa para bañarlas en leche condensada. Después de quedar en estado con mi hijo, me resurgieron alergías a los productos lácteos y tuve que empezar a comer fresas sin nada de nuevo. Ya no son del Fayum desde que estamos en China, por supuesto, pero como me las como simples, que importa de donde vienen. (Bueno, hay que ser honesta, las fresas de aquí son deliciosas también pero es que ningunas como las del Fayum.)

Por eso, cuando la ayee me indicó que teníamos tres latas de leche condensada con fecha de vencimiento pasadas me tuve que sacrificar. No me la puedo comer con pan porque además de mi leve alergía a los lácteos también le tengo una alergía mas fuerte al trigo, pero he descubierto que con gelatina es súper rica. No mezclada en la preparación de la gelatina como en chantilly, sino vertida sobre la gelatina ya preparada. Mmmmmmmm. Súper rico. Lo único malo es que ni mis hijos ni mi marido comparten mi cautivación con la leche condensada o sea que me ha tocado comerme las latas casi sola. No todas de un sólo golpe. La lata que tengo abierta ahora la abrí el miércoles y todavía queda la mitad para tentarme. Estoy pensando hacer un dulce de coco o algo para utilizar la lata y media que queda. Los envuelvo primorosamente y serán los regalos de navidad a las maestras de mis hijos. Que engorden ellas.

En cualquier caso, pensé que tomaría una foto para incluir en éste post. Tengo varíos programitas de fotografía en mi iPhone 4. Todavía no sé tomar buenas fotos con el teléfono. (Ojalá sea más por las faltas técnicas de la camarita y no por mi falta de talento.) Sigo practicando. Aquí un collage con cuatro fotos del iPhone.


  • Superior izquierda - con Camera, el programa original 
  • Superior derecha - con Camera+. Tiene aplicado un efecto llamado "profundidad de campo"
  • Inferior izquierda - con Photogene2.
  • Inferior derecha - con Instagram. Usé el filtro Hefe. Me gusta el filtro. No me gusta el marco pero viene con el filtro. 
  • Ah, la lata está al revés porque le abrí los huecos por debajo.
Y ahora a hablar del abandono al cual me refiero en el epígrafe. He estado pensando en abandonar ésta bitácora. Ha perdido su ímpetu. No puedo dar la excusa de la falta de tiempo, porque a pesar de lo ocupados que estamos, tengo tiempo para muchas otras cosas. Eso sí, le tengo mucho cariño a mi blog. Aquí vive mi historia de los últimos 7 años. Eso no se deja facilmente. Así que seguiré, con menos frecuencia que antes y tal vez con entradas menos ocurrentes  (porque para ser ocurrente hay que sentarse a pensar y reflexionar - o por lo menos así me pasa a mí.) Les agradezco la constancia, queridos lectores. Aquí sigo aunque me vean menos.

8 comentarios:

  1. Pues la provincia de Huelva, donde vivo es, detrás de USA el mayor productor del mundo de fresón que se exporta a toda Europa. Aquí le llamamos fresa a as chiquitas tipo silvestres que se cultiva muy poco porque las matas son poco productivas, pero las de fresón, además de ser una delicia, cada mata produce mas de un kilo, con lo que los precios suelen ser muy asequibles.
    Yo veo tus fotos en general bien, claro que no entiendo mucho de fotografía, así que no te puedo servir de ayuda.
    En cuanto a tu frecuencia con el blog, tu mandas, cuando me avise el Reader que has publicado, por aquí estaré, como siempre.
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. Hola, Genín, tu siempre tan consecuente con tus comentarios. Te agradezco la fealtad muchísimo!

    ResponderEliminar
  3. A mi en ecantan tus relatos Fitziane. No abandones tu bitácora, regálanos un post aunque sea sólo a veces. Quizás más adelante vuelva el ímpetu.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Vero. Me quedan dos semanas del curso de la maestría y tres de clases. Cuando tenga tiempo durante las vacaciones puedo volver a inspirarme.

    ResponderEliminar
  5. Fitz, yo te sigo leyendo! Estuve dos semanas de vacaciones, luego hago un post. Me quiero mudar a Maui cuando sea vieja, y quiero merendar leche condensada todos los dias.

    ResponderEliminar
  6. Fitziane, te leo desde Palma de Mallorca, y a pesar de que es la primera vez que "digo algo" te pediría que no abandonases el blog, me encanta leerlo. Yo también tenía un blog, pero lo cerré porque creo que no tenía nada interesante que contar a los demás, pero el tuyo es muy bueno, no lo dejes.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Hola Fitzi! Paso a saludarte y garcias por las menciones de las app. Mi esposo me regaló un iphone y ya tengo instagram, estoy fascinada... Pero voy a ver las otras que mencionas... Besos!
    Ah, y a mi también me fascina la leche condensada!!!!

    ResponderEliminar
  8. Dariela, Snapseed es otro Apple buenísimo. No es gratis pero súper vale la pena. También he estado jugando cOn Color Range. Es para eliminar colores y resaltar otros. La versión gratis me sirve a mí, pero tú eres mucho mas creativa y seguro ir pronto harás maravillas. Que disfrutes de tu nuevo teléfono. Yo no dejo el mío y le tengo una envidia tremenda a los que tienen 4S. A mi me toca el año que viene así que a esperar.

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.