sábado, 19 de junio de 2010

Balance de la semana

Ya, terminó mi semana sola. Dentro de una hora me viene a recoger un taxi para llevarme al aeropuerto. El vuelo principal, de Beijing a Chicago, son 13 horas. La conexión a Manchester, NH, donde me espera mi familia, es otras 3 horas más. Le unimos el tiempo de viaje al aeropuerto y las esperas, y serán unas 30 horas de viaje. Gracias a la magia de los husos horarios, estoy pautada a llegar hoy mismo, 15 minutos después de que despegue mi avión de Beijing*. Si tan solo la magia fuera teleportista, para evitarme las otras 30 horas.

Pero x, quería darles un balance de la semana. En el último post, enumeré una cantidad de cosas que pensaba hacer durante la semana. Aquí está el saldo:

comer en el restaurante hindú con unos amigos que regresan a China de visita - hecho, pero en casa. Fuí al restaurante, puse un pedido y luego me fuí a pasear por el parque que muestro abajo. Regresé a buscar mi comida y me sobró para comer dos días. La cena con los amigos fue otra noche, la noche del partido Algeria-Inglaterra. (Por cierto, !vaya Mundial para tener resultados sorprendentes!)

 Entrada al Shui Shang Gong Yuan (el parque de agua) de Tianjin

recibir el masaje y la pedicura que perdí el domingo - la pedicura me la hice el miércoles en el spa tailandés del hotel Sheraton. Como siempre, muy sabroso. El masaje fue en un spa chino con decoraciones indonesas. No sé si la china que me atendió estudió en Indonesia pero lo que sí puedo decir categóricamente fue que fue el mejor masaje de toda mi vida. MC, ¡cómo pensé en tí! Esto sí fue una experiencia de spa que cumplió con mis expectativas. Menos mal que esperé al último día. Si hubiese ido el domingo como pensaba originalmente, hubiese cancelado el pasaje de avión.

leer sin interrupciones - los que me conocen sabrán que eso lo hago aun con interrupciones. Lo mejor de la semana fue la trilogía de Megan Whalen Turner. Es literatura para adolescentes excelentemente escrita. Para ponerles el link, fuí a Amazon donde me entero que acaba de salir el cuarto libro, ¡yupi!
No me lo pierdo éste verano. Si compran el libro aquí, benefician el fondo universitario de mis hijos.

dormir sola en la cama grandota - como predije, ya para el jueves la novedad se había pasado. La próxima noche que duerma horizontalmente, será con mi marido!!.... ¿Porqué me engaño? Los niños también se meterán en mi cama por lo menos por una semana.

hacer limpieza sin reclamos - no boté los jugueticos de MacDonalds. Eso lo hice en mi última purga y se me había olvidado. Lo que sí hice fue vaciar la nevera. Las ayees guardan cuanta miga de comida sobra. Es consecuencia del hambre que pasaron durante la revolución cultural, pero durante esa época yo era venezolana saudita así que pa' fuera con todas las migas.

jugar billar de verdad - todavía tengo media hora.

practicar fotografía para ver si logro algun auto-retrato - pues no, no lo hice. Sí tomé algunas fotos pero ningún auto-retrato. Tal vez cuando llegue a la playa o desde nuestra casa en NH.

recuperar la inspiración bloguera - Me faltan 3 entradas para llegar a las 400. Aunque éste año no ha sido tan productivo para mí como los anteriores cinco, creo que a medida que recargue las pilas después del año escolar, recuperaré el tino.

planificar el verano -  bueno, ahora a empezar a soñar de nuevo, pero serán sueños compartidos, es decir, mejores. ¿Y la fiesta que inventó mi marido? Voy a estar inconsciente. El jetlag a mí me tumba. A la hora de dormir, me desmayo, o sea que espero que les vaya bien a todos.


Actualización de las 5 de la tarde: *Lástima que la magia de los husos horarios no incluye el milagro de los pasaportes. Perdí el vuelo porque traje el pasaporte viejo vencido. Mi marido me había preparado un paquete con mi itinerario, documentos de la visa gringa y el pasaporte, pero me puso el pasaporte que no era. Yo chequee los documentos gringos, pero no pensé en el pasaporte vzlano. Organizé desde el aeropuerto para que el chofer y las ayees me lo trajeran, pero llegaron 2 minutos después del cierre del vuelo. Gracias a Dios me pudieron poner en el siguiente vuelo, a Washington D.C. Llegaré a NH a las 11:40 pm, una hora más tarde de la pautada. Ojalá no haya más demoras. No quiero perder ni un minuto más de mis vacaciones.

7 comentarios:

  1. Buen viaje Fitz! Bienvenida al continente! Y gracias por acordarte de mi en el spa, ja ja!! Sin duda tuviste mejor experiencia que yo.
    Que vamos a hacer para celebrar esas 400 entradas?
    Yo tengo pensada una cosita para celebras mis quinientas y pico (que barbaridad, cuerda de posts!)

    ResponderEliminar
  2. MC: ¡Cómo no! Me avisas que ahora que por fín estaré de vacaciones tendré tiempo de hacerlo bien.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Qué tengas buen viaje y mejores vacaciones!!
    Ya estoy deseando ver tus entradas vacacionales.
    ¡¡Disfruta mucho!!

    ResponderEliminar
  4. Menos mal que dentro de la mala suerte tuviste suerte y no tuviste que esperar demasiado para volar.
    ¡Que todo te sea propicio!
    Salud y besitos

    ResponderEliminar
  5. Chama, Washington DC! Lastima no te dejan salir de aduanas para tomarnos un cafecito aqui en la capital!
    Fio

    ResponderEliminar
  6. Genín: Después del disgusto y la angustía de perder el vuelo original, todo lo demás salió de maravilla. Es más, el aeropuerto de DC es super práctico porque es mucho más pequeño que Chicago, donde normalmente llegamos. Tan fácil es que de ahora en adelante nos vamos por Washington D.C.

    Fiore: Cuando le conté a mi marido de la facilidad del Dulles, sugirió que el año que viene al regresar pasamos un día de turistas en DC. O sea, el cafecito nos lo tomamos el año que viene.

    ResponderEliminar
  7. Que pena lo de la perdida del vuelo original, pero que bueno que todo salio de maravilla al final!
    Disfruta mucho tus vacaciones, y por aqui estare para celebrar esos 400!!!

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.