martes, 7 de abril de 2009

Como lograr que tus hijos odien la lectura




Mi compañera de trabajo en la biblioteca encontró un afiche titulado "Unlucky Arithmetic" (La aritmética de la mala suerte) en una página web dedicada a la lectura y su promoción. Es una lista de 13 cosas que uno puede hacer para que los hijos de uno nunca quieran leer. Se me olvidó preguntarle dónde encontró la lista, asi que aquí se las pongo, adaptada y traducida por mí.

Cómo lograr que tus hijos odien la lectura.
  1. Nunca pero nunca los dejes verte leyendo.
  2. Solo compra bombillos de 40 Watts o menos, y n0 les pongas lámparas al lado de la cama.
  3. Ten un televisor, preferiblemente encendido, en cada una de las habitaciones de tu casa.
  4. No los dejes leer un libro más de una vez. Si ya lo leyeron, que se acuerden.
  5. Nunca hables de libros ni de leer ni de poemas ni nada de eso.
  6. Nunca compres libros, revistas, ni periódicos.
  7. Cuando lean en voz alta, corrígeles cada error.
  8. Oblígales a hacer la tarea de lectura, especialmente cuando sea fastidiosa y/o tarada.
  9. No los dejes leer libros fáciles y de hecho, una vez que sepan leer, bota sus libros ilustrados a la basura.
  10. Que nunca, pero nunca, lean antes de dormir ni tampoco mientras coman.
  11. Enseñales que los libros no son para divertirse. Aprender a leer únicamente sirve para aprender vocabulario, hábitos de estudio y buenas morales.
---------------
P.D. No me aguanté y busqué el título del afiche en google. No conseguí la página web, pero sí el afiche. Aquí pueden ver el texto original en inglés por Dean Schneider y Robin Smith.

Actualización del 14 de julio de 2012. El afiche ya no está en la página de la casa editorial, así que lo encontré en éste otro blog sin ilustraciones, pero con el texto completo. 

7 comentarios:

  1. Buenisimo. Me encanto. Eso me recuerda que ahora que estoy aprendiendo chino, me la paso leyendo libros para ninos, completamente ilustrados.
    A tu lista le falta "Si tu nino hace algo que no deberia haber hecho, ponle como castigo la lectura de un libro."Pero eso,de hecho, suelen hacerlo algunos de nuestros colegas . Saludos

    ResponderEliminar
  2. En lo unico que difiero es en permitirles leer mientras comen, cada cosa a su tiempo, además me pone de mal humor ver un libro con manchas de grasa, tomate, huevo...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  3. Stellita: verdad, leer como castigo!!!! Da dolor pensarlo.

    Genín: pero tan rico que es merendar acompañado por tus personajes favoritos. Eso sí, si me prestas un libro, tranquilo que te lo devuelvo limpiecito. Hay dos tipos de idiotas en el mundo: los que prestan libros y los que devuelven los libros prestados. Yo soy del segundo tipo.

    ResponderEliminar
  4. Me encanto este post!!! Estoy de acuerdo contigo en todo (y sabes que ya puedo recitar "The Gruffalo", "One fish, Two fish...", "Slinky Malinki" y un larguisimo etcetera?)
    Besos :)

    ResponderEliminar
  5. Bueno saberlo para no practicar esas técnicas!

    ResponderEliminar
  6. Ja ja ja! Está buenísima, me gusta leer cosas así porque se hace más divertido y de verdad uno se acuerda más que si las leyera al revés!

    ResponderEliminar
  7. Adri: Yo recito "goodnight moon" y "huevos verses con jamón" que en inglés me choca pero la traducción al castellano es una maravilla. La de goodnight moon la acomodo. No es que sea mala sino que le falta chispa.

    También recito la primera página de El Senor de los Anillos.




    Libraba: !ya sabes!

    Dariela: a mi también me encanta esto de decir mucho con lo que no dices.

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.