martes, 17 de marzo de 2009

Fuente y luces de ahora y de ayer


Cuando yo era chiquita, me encantaba que nos llevaran de noche a ver unas fuentes que habían cerca de las torres de El Silencio. Las fuentes tenían luces de colores que alumbraban los chorritos. !Cómo me gustaban!

El sábado por primera vez en 10 años, Scott y yo pasamos una noche juntos sin hijos. Fuímos a Beijing para un curso de capacitación y los niños se quedaron en Tianjin en casa de unos amigos. El sábado salimos a pasear antes de cenar y nos encontramos con ésta fuente, éstas luces, y éste niño que disfruta como yo hace 30 y pico de años.

8 comentarios:

  1. Que bello y romántico recordar y vivirlo a la vez.
    Esa fuente se ve hermosa con esas luces.
    Abrazos
    Mary Elizabeth.

    ResponderEliminar
  2. Tesoro mio, las fuentes del Centro Simón Bolívar ya no existen sino en nuestras mentes. También te gustaban las del Paseo de los Próceres, donde los llevabamos a patinar. Las del Centro S.B. eran de colores y con diferentes formas, las de los Próceres y las de las plazas del Silencio y las de la Plaza Venezuela no tenían color pero eran mas grandes. Que bueno que pudiste estar sola con Scott. Los matrimonios necesitan hacer eso de vez en cuando. Muchos besos. Dios los siga bendiciendo y dándoles sabiduría. TQM

    ResponderEliminar
  3. Un dia con su noche de solteros, es muy importante de vez en cuando!
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  4. Que bien que pudistéis disfrutar de una noche solos, pero la primera en diez años, me parece increíble. Yo me quejo de no poder pasar tiempo sin los niños, sólo como pareja, pero intentamos "regalarnos" aunque sea 24 horas una vez al año por lo menos.

    ResponderEliminar
  5. Hola! Soy una colega tuya que vive en TOngling, Anhui desde hace 6 meses.DEsde hace algun tiempito leo tu blog. Y Lo seguire desde este sur chino.
    Saludos
    Stella

    ResponderEliminar
  6. Fitz, yo no recuerdo esas fuentes del Silencio... De hecho, creo que la unica fuente que recuerdo en Caracas era la de Plaza Venezuela. En fin, lo que te queria contar es que cuando el Oso y yo fuimos a Seattle conseguimos una buenisima, era como un bowl inmenso donde uno podia meterse y tenia huequitos en el piso de donde salian los chorritos. Tenia musica, y los chorritos bailaban segun la musica. Era lo maximo! En aquella epoca no teniamos ninnos, pero ahorita puedo imaginarme a DB y MB perfectamente corriendo por entre los chorritos....Mmmm, creo que voy a tener que llevarlos algun dia.

    ResponderEliminar
  7. Bella la fuente y los recuerdos!

    ResponderEliminar
  8. Mary E: la fuente perfecta para esa noche. Además que es un centro comercial super moderno y nos divertimos paseando.

    Mami: El Centro Simón Bolívar!!!! Se me había olvidado el nombre.

    Genín y Ainhoa: intentamos pasar aunque sea una cena romántica cada quincena, pero dormir solos y en la misma cama? ¡Es algo que celebrar de verdad!

    Stellita: hola, colega. Perdona, ¿pero de cual carrera? Soy maestra, bibliotecaria y fuí intérprete de conferencia por mucho tiempo.

    MC: esa fuente suena buenísima. En un resort en que nos quedamos en Orlando había algo así con los chorritos y si pisabas unos, el agua salía por el otro.

    Cho: !y bella tú!

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.