jueves, 12 de junio de 2008

China: preocupación y esperanza

Tengo 7 años viviendo en China. En esos 7 años hemos visto muchos cambios, a veces sin entender pero siempre con mucho interés. Recientemente leí una revista National Geographic dedicada enteramente a la China, y cristalizó para mí muchas de mis inquietudes y mis esperanzas por ese país que me hospeda 9 de cada 12 meses. Aquí les dejo mi opinión, pueril y superficial tal vez, pero igualmente sentida.

Lo que me preocupa de China:
  • la urbanización desbocada - Como en otras partes del mundo en China ha habido una fuerte migración del campo hacia las ciudades. En Tianjin, cuando llegamos en 2001, nuestra ruta cada día al colegio era entre campos cultivados, viveros de tomates, y sembradíos de árboles frutales. Hoy esa misma ruta es entre edificios y urbanizaciones para la clase media alta. La población china es enorme, y si se convierte en una población urbana, ¿quién quedará en el campo para cultivar las toneladas de comida que se requieren a diario para alimentar a ese gentío? ¿Dónde van a cultivar si los campos están cubiertos de cemento? Y eso es tan sólo la punta del iceberg. No me alcanzaría espacio ni sabidura para incluir otros efectos de la urbanización: la contaminación resultante, el consumismo, la ruptura de estructuras sociales, etc.
  • la xenofobía interior - La palabra xenofobía significa miedo al extranjero. China tiene una relación de odio y amor con los países extranjeros, pero lo que preocupa más a mí es su actitud hacia sus minorías. Los Han son la mayoría, y constituyen el 91 por ciento de la población de 1.3 mil millones. El otro 9 por ciento (equivalente a la población de México) lo constituye las 55 minorías chinas. Yo aquí hablo desde la perspectiva de una extranjera que vive en la megápolis de Tianjin. Lo que yo veo es que las minorías en la ciudad son ciudadanos de segunda clase a los cuales tan sólo se les tolera. Tomemos por ejemplo el Tibet. La mayoría de los Han considera a los tibetanos unos ingratos. Ellos deberían agradecer a China que los hayan rescatado de la esclavitud a teócratas supersticiosos. China ha amparado y educado a los tibetanos, y el chino promedio considera que los tibetanos deberían como mínimo mostrarse más agradecidos. Para mí es claro que China no ha tenido mucha experiencia como país vasallo y por lo tanto su concepto de libertad es diferente al de los occidentales que apoyan al Tibet. La libertad que tanto amamos les parece a ellos libertinaje.
  • la desaparición de las bicicletas - Cuando nosotros llegamos en el 2001, en las calles de Tianjin, una metrópolis muy moderna aun entonces, solo se veían bicicletas, taxis amarillos y carros privados. Los carros privados eran todos negros y todos pertenecían a altos funcionarios del partido. Nos tardábamos 20 minutos en llegar al colegio. A partir de 2004, se están registrando 600 carros privados nuevos cada día. (En Beijing son 3000 al día.) Mi viaje diario al colegio ahora toma 35 minutos, los carros son de todos colores y marcas, y en algunas de las avenidas más usadas se ha sacrificado el canal exclusivo de las bicicletas para dar abasto a los carros. Tianjin era una vez famosa por su hospitalidad y sus bicicletas. Espero que siga siendo así por siempre, pero me temo que la primera durará más que la segunda.
Lo que me alienta de China:
  • el orgullo nacional - es este orgullo el que les ha impulsado a buscar ser líderes mundiales, a presentar las Olimpíadas mejor organizadas y ambiciosas de la historia olímpica, a desarrollar una industria aeronáutica que la llevará a la luna para el 2020. Es ese orgullo nacional que unió al país en solidaridad por las víctimas del reciente terremoto de Sichuan y ante las demonstraciones pro-Tibet y anti-China durante la gira de la antorcha olímpica. Es un orgullo bien merecido pues son muchas las contribuciones chinas a la historia y seguramente serán muchas mas al futuro.
  • el inicio del ambientalismo - el gobierno chino está consciente de la necesidad de prestar más atención al ambiente. Una iniciativa reciente es la prohibición nacional a la manufactura, venta y distribución de bolsas plásticas. La ley entró en vigencia el 1ro de junio y aunque nosotros nos fuímos el 9, ya se sentía la diferencia y sobre todo el compromiso del público por resguardar el ambiente. Por supuesto que esto es un detallito apenas, especialmente si uno considera el uso de carbón y el aumento en automóbiles, pero es un comienzo
  • el tesón de los chinos - si algo distingue a los chinos es su manera de trabajar. Son ingeniosos para copiarse, pero igualmente pueden ser innovadores. Tienen una enorme población en edad laboral, y estoy segura de que seguirán creciendo y lograrán ser los líderes mundiales que se han planteado ser. Ahora falta ver si ese liderazgo será positivo para el ambiente y el mundo entero.

8 comentarios:

  1. No se, no se, yo creo que de seguir las cosas así, entre China e India se van a tragar todos los recursos del planeta...
    ¿Pero con que autoridad moral les dice nadie que no lo hagan?
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  2. Fitzianita yo creo que no es tezon es mas bien teson con acento en la o ,perdoname que no le ponga acentos pero no puedo marcar los acentos en mi teclado.Saludos y gracias por tu blog siempreo lo leo es original,fresco y muy agradable.un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  3. Genín: los indios y los chinos consumen poco en comparación, pero son muchos. Algo tendremos que hacer todos para compartir el planeta.

    Anónimo: gracias por la visita y la corrección. Ya lo arreglé. Bienvenido siempre.

    ResponderEliminar
  4. Fitz, que interesante. Creo que desde afuera la impresion es que los chinos tienen muy poco interes en el ambiente, asi que es bueno saber que no es asi. Lo de las bolsas de plastico es un paso adelante.
    No pude dejar de pensar en mi ciudad cuando mencionaste a la urbanizacion desbocada de Tianjin. Hasta hace apenas 3 annos nosotros tambien llegabamos a la casa a traves de granjas y prados. Ya no.

    ResponderEliminar
  5. MC: será que todos somos muchos...

    ResponderEliminar
  6. Que buen post Fitzi!!! como siempre. La verdad que vivir en China es toda una experiencia, porque pasa mucho de lo que pasa en todos lados, lo que pasa que alli se multiplica por 1000 por el gentio que hay alla!!!

    ResponderEliminar
  7. Yo estoy como tú esperando que pasa con los cambios, pero lo que más nos asombra ami grupo de trabajo y a mí, es la capacidad de seguir una meta en especifíca.
    Pero los problemas que trae la contaminación y el crecimiento urbano, deben ser tomados en cuenta.


    Saludos!!

    ResponderEliminar
  8. Fitz, la revista Time nueva tiene un articulo acerca de la educacion deportiva en China. Me recordo de ti y tu comentario acerca del teson de los chinos.

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.