miércoles, 21 de mayo de 2014

Buqué de pinchos

Una de las comidas callejeras que más nos gustan aquí en China son los pinchos de cordero. Sí, ya sé que van a echar chistes sobre la carne, que es de gato, que nadie nunca ha visto un entierro de chinos, y que se yo que más, pero en realidad, hay toda una gastronomía de parrilla callejera que es deliciosa.

Bueno. También hay que aclarar que paralelo a las delicias hay una larga lista de cosas guacatelosas: escorpiones, pajaritos, testículos de venado, tofu hediondo (así mismo se llama), ranas enteras, etc. En Beijing hay una calle entera dedicada justamente a esos pinchos raros, pero para allá yo no voy. Con tanta comida rica, para qué probar gusano a la parrilla.

Frente al colegio donde trabajo, abrieron una calle de parilleras recientemente. Abren como a las 5 de la tarde. El otro día que tuvimos que quedarnos tarde en el colegio, Scott y yo nos dimos cita allá. Comimos pinchos de cordero, repollo, queso de soya en dos diferentes presentaciones, vainitas, dientes de ajo y rodajas de papa. Cada cosa en su pincho separado. Cada pincho riquísimo. Costó como en los viejos tiempos cuando en China se vivía barato: 68 RMB, o sea, 10 dólares americanos, incluyendo los refrescos y mi cerveza.

Ahora cuando mi marido sale tarde del trabajo, se para en una de las parilleras y nos compra una porción generosa de pinchos. A Andreína le trae un pincho de calamar, a Michaelito una docena de pinchos de cordero y para mí, repollo. Es de lo más romántico. Un buqué de pinchos.

La foto malosa, lo siento, pero es que la tuve que tomar apurada y apartando a mis hijos con la pierna. Ellos se comerían los pinchos hasta así, sin quitarles el plástico. 




3 comentarios:

  1. AAAYY amiga no se si tu comistes los pinchos del estadiun Universitario en Caracas, cuando uno salia de los juegos de pelota, a mi me mataban esos pinchos eran tan riiiiiiiicos, a veces solo pasábamos, por alli solo hacer lo que hizo tu esposito, comprarlos y tragárnoslo (porque de verdad eran tan sabrosos que ni masticábamos ) recuerdo que al principio del palito le ponían una rueda grande de bollito de harina pan :-)
    Si los tuyos saben como esos TE ENVIDIO >_< saludos elvira

    ResponderEliminar
  2. Insisteles que el plástico no es comestible y hay que quitarlo y que el pincho tampoco se come jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  3. Yo solo como pinchos vegetarianos, por si acaso! De repollo estan bien.
    "Entierro de chinos"!! jajajajajaja

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.