martes, 11 de junio de 2013

Borracha con oxígeno

Estamos de vuelta en EEUU después un largo pero fácil viaje de vuelta. Cada vez que nos montamos en el avión recuerdo lo mucho que no me gusta volar. Sigo orando porque alguién descubra la teleportación.

Ahora en casa de mi suegra por unos días. Mi marido me dice a cada tres segundos, "¡Huele el oxígeno!" Nos ha hecho mucha falta respirar profundo pues Tianjin ha tenido la peor contaminación que hemos conocido en 12 años. Justamente éste año hemos empezado a fijarnos en los índices de calidad de aire, y ahora sé porque las fotos de Tianjin siempre me salen tan apagadas. ¡Es el aire que pinta todo de gris! No, mejor ni pensarlo. Me concentro más bien en respirar profundo y oler el oxígeno.

Espero poder regresar a un horario mas frecuente de montar entradas ahora que estoy fuera de la Gran Muralla Electrónica de China. Nos vemos pronto.

P.D. Estaré en Miami del 20 al 24 de junio. Si también están a ver si nos vemos, avísenme.

En la casa de mi suegra en New Hampshire. ¡Lindo y verde!



3 comentarios:

  1. Pues si se nota en las fotos no quiero ni pensar en lo que les pasa a los pulmones, yo que ustedes me plantearía vivir y trabajar en un sitio mas sano... :)
    Mi hija viene de Osaka y el vuelo dura 13 horas :(
    Aprovecha como dice tu marido para respirar oxigeno y todo tipo de libertades...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. Genín: Saludos a tu hija. La consientes cuando regrese después de ese viaje tan largo. ¡Ella seguro también está orando por que inventen la tele-transportación!

    ResponderEliminar
  3. ¡Vacaciones para oxigenarse! ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.