domingo, 24 de marzo de 2013

A punta de agua

Hoy es Domingo de Ramos. Hoy se celebra la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, después de cuarenta días de ayuno en el desierto. La Cuaresma recuerda ese ayuno. Hoy en la iglesia católica celebraremos con ramos de pinos en lugar de palmas porque es lo que hay.

Yo tengo varios años haciendo ayuno de azúcar para la Cuaresma. Admito que no soy católica sino presbitereana, y ayuno de Cuaresma no es algo que practicamos. También admito que no hago el ayuno por que soy particularmente religiosa. Lo que pasó es que vivimos en el Medio Oriente por cuatro años y allí conocí a muchos musulmanes.

Los musulmanes hacen ayuno en el mes de Ramadán. Eso sí es fuerte. Durante Ramadán, comen una vez al día, después de la puesta del sol. Entonces tienen el iftar, y si alguna vez tienen la suerte de ser invitados a iftar, no dejen de aceptar. Cuando nos invitaban a nosotros, hacíamos ayuno ese día para respetar el ayuno de nuestros anfitriones. No vayan a pensar que era cada iftar es un enorme festín, pero uno se sienta con mucho ánimo a comer y compartir.

Una de mis amigas musulmanas me explicó que el ayuno de Ramadán es para entender en carne propia lo que sufren los pobres, que no tienen sino para comer una vez al día. Hasta el agua se niegan durante Ramadán porque en muchas partes del Medio Oriente el agua es lujo. Mi amiga también dijo que si deja de comer para rebajar le cuesta mucho, pero que en Ramadán como es en solidaridad como los pobres, no le da tanta hambre durante el día.

Asi que es por eso que yo ayuno, en solidaridad con todos los que no ayunan por decisión consciente sino por realidad diaria. Dejar de comer azúcar durante la Cuaresma es duro, y después del Domingo de Resurrección, me sabe demasiado dulce. El ayuno me ayuda a darme cuenta del exceso de azúcar que consumimos y de lo afortunada que soy de poder consumirla sin preocuparme por el costo o su falta.

Eso sí, es difícil y éste año decidí que en lugar de dejar de comer azúcar, iba a dejar de tomar líquidos que no fueran agua. A mi sorpresa, mi hijo, que se cree ateo, prometió unirse.

Dentro de todo, nos ha ido bien. El estaba tomando mucho refresco (gaseosas), practicamente una botella diaria de Fanta o Coca Cola, y cuando no tomaba refresco tomaba jugo de manzana. Su papá lo acostumbró al bendito jugo de manzana a pesar de mis quejas. En el mes que lleva, se le ha aclarado la piel (le habían salido muchas espinillas como es normal en adolescentes) y admitió que ahora le gusta el agua.

Yo tengo varias medicinas que tengo que tomarme en agua y que le dan sabor. Como son medicinas, me las permito. Aquí en China, cuando le dan agua a uno en los restaurantes, a menudo es agua con limón y eso también me lo permito. Michael ni eso. Si no es pura agua, no se lo toma.

Mi ayuno terminará después de la misa del Domingo de Resurrección. Michael dijo que el ayuno de él termina el sábado. Andreína le dijo que tiene que aguantar hasta mediodía. Ella habló por metida y mandona, pero él se lo aceptó.

Michael me sorprendió ayer diciendo que el año que viene quiere volver a ayunar, que fue difícil pero que hacer sacrificio tiene valor. Yo estaba explicándole a alguien las razones para mi ayuno y él le propuso a su hermana y a su papá que se unieran con él a hacer ayuno de trigo, "para vivir lo que vive mi mamá todos los días." Le tengo alergía al trigo y es mucho lo que no puedo comer. Que él quiera vivirlo conmigo es mas dulce que cualquier bebida azucarada.

Last Day on Koh Samui 2012 
Esta foto es de diciembre, y no tiene casi nada que ver con la Cuaresma - aparte de lo del azúcar -, pero ahí está mi hijo y así tenemos algo para el "Quizas también le interese."

5 comentarios:

  1. ¡Qué entretenido tu post! Y aprendí varias cosas nuevas. =)

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Cuando te leo siento siempre en tus palabras que tienes un universo, todo un portal interior abierto hacia la multi-interculturalidad. Se te lee muy enriquecida con tus experiencias de vida en diferentes partes, y eso me encanta. Nos transmites que ves el mundo con una visión 360 grados. Adoro leerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. WOW! Que hermoso, Vera es una verdadera poetisa, que dominio del lenguaje y la belleza de las metáforas es realmente emocionante. Yo también disfruto mucho leyéndote. De hecho, en diciembre cumpliré los 70 y los 50 con tu papa. Así que antes que leyera el comentario de Vera, había decidido lo que quiero de regalo de... ANIVERSARIOS. Un "libro" con todos tus blogs, para poder tenerlo a mi cabecera y cuando me estés haciendo tanta falta como hoy, poder leerlos una y otra vez. Eres una bendición. Entre Vera y tu me hicieron la noche super feliz! Dios las re-bendiga -como decía el maracucho- a las dos!

    ResponderEliminar
  4. Ese comentario es todo un poema, que realmente mereces. Me encanta el uso tan hermoso del lenguaje. Gracias a Vera y a ti por seguir siendo una bendición para mi. Te escribí un comentario pero al enviarlo... desapareció. Besos y bendiciones

    ResponderEliminar
  5. Caramba, me sonrojo. Gracias.

    Mami, terminaste comentando doble.

    Vero, que bello tu comentario. Gracias por seguirme.

    Frewuill, te deje un comentario en una de tus fotos en flickr. Eres tremendo fotógrafo!!!

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.