miércoles, 15 de junio de 2011

Otro desde Yangshou

Seguimos aquí y nos sigue gustando. Ayer nos fuímos a pasear en bicicletas tandem. Scott con Andreína, Michael conmigo. Fue super chévere aunque calorosísimo. Los niños no querían parar las bicicletas para no perder la brisa del movimiento.

Yo estaba en el asiento delantero manejando. Michael estaba en el asiento trasero pedaleando pero con las manos prácticamente libres porque el manubrio es fijo así que lo encargue de tomar fotos. Donde pasábamos por una vista bonita yo gritaba, "¡Dispara!" y él apuntaba donde él le parecía interesante. No tomamos muchas porque se me olvidó el cargador de la batería, pero las poquitas quedaron bonitas para ser una primera colaboración.

 Descansando durante la cosecha de arroz.

La misma vista que capturamos desde el taxi y desde el río, ahora desde el asiento trasero de una bicicleta en tandem. 
 
A la noche fuimos a un espectáculo de música y luces en una bahía del río. El escenario natural fue lo mejor del espectáculo. Todo en chino y los niños decepcionados porque no hubo acróbatas, pero muy hermoso. Hubiese sido mejor si, como antes de ir a la ópera o el ballet, hubiésemos estudiado el libreto, pero ese también estaba en chino. Igual, fue muy lindo y un buen final a un día lleno de vistas hermosas.
 ¡Vaya escenario!

Mi camarita no le hace justicia.

2 comentarios:

  1. Es cierto que las fotos muestran unos bonitos paisajes...
    ¡Felices vacaciones!
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  2. Que maravillas son esas montannas con esas formas tan peculiares.

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.