martes, 25 de mayo de 2010

Un recuerdo en cada raya.

En el blog de Ladonnapu encontré una foto de unos trastes viejos de cocina. Es una naturaleza muerta muy evocadora y romántica. Fijándome en las abolladuras sobre el metal, me puse a pensar en todos los cuentos que contarían esa tetera, esa taza y ese azucarero. Un chisme por cada golpe, un recuerdo en cada raya.

¿Y los míos? También los tienen.


Estas tacitas felices las compramos aquí en Tianjin. Vinieron en promoción con unas galletas maluconas, en un mega empaque de 24 paqueticos. Mi vecina la australiana fue quien las descubrió y con eso empezó una obsesión entre las vecinas y extrañamente, mi marido se contagió de la fiebre. El es el que va de compras semanalmente, y durante ese mes hurgó y hurgó en el automercado hasta conseguir las benditas tazas. Nos tocó comernos ciento quinientas galletas chimbas de esas pero eso fue hace cuatro años y desde entonces tenemos cuatro tacitas del tamaño perfecto para tomar café.


Los chinos no comen en platos llanos sino en tazones. Los platos llanos los usan para servir la comida y por lo tanto por más que le pido a la ayee que me compre platos para cenar, ella solo me trae los grandes de servir o los pequeños que se usan para los restos de la comida como los huesos de pollo o las cáscaras del maní. Ya tenemos casi 10 años en China y he coleccionado platos llanos. Los de diario son blancos, pero éstos, azules son especiales. El señor que me los vende, en el mercado de Panjiayuan en Beijing, es el único en todo el mercado - que es enorme y una parada obligatoria para todo visitante a la capital - que vende ese tamaño. El me conoce ya y sabe que le voy a pagar lo que diga, pero el juego es importante y por eso me deja regatear. Termino siempre pagando mucho y los he ido comprando poco a poco por lo cual no es una vajilla ni completa ni pareja. Estos platos chinos han celebrado un montón de fiestas occidentales. Son los que usamos para Navidad, el Día de Acción de Gracías, cumpleaños, y cuando Scott hace su estupenda torta de chocolate. ¿Ven que el tazón está teñido de amarillo? Es porque ahí comemos el delicioso arroz con curry que hace ayee.


Este juego de cubiertos me lo regaló mi suegra. Son para 12 asientos. El juego perteneció a su mamá, comprado cuando por fín la familia tenía dinero después de pasar mucho trabajo durante los años treinta. Era el juego fino, el de impresionar a la visita. ¡Cómo tendrán de cuentos, chismes por montones de tanto presenciar fiestas en casa de los Lavelli! También nos acompañan en las celebraciones nuestras y los uso así, sin pulir, para sentir la compañía de los abuelos italianos de mi marido.

Gracias, mis corotos*, por llenarme la cabeza de recuerdos.


*Coroto: m. coloq. Col. y Ven. Cacharro de cocina o de la vajilla.  (Diccionario de la Real Academia.)

8 comentarios:

  1. Fitzy!!!
    Qué ilusión que mi fotito te sirviera de inspiración para hacer estas fotos tan preciosas!!
    Me encantan los cubiertos, tienen un no sé qué... precioso!!

    Besitos guapa!!

    ResponderEliminar
  2. Chica, ¡si te tengo que dar las gracias repetidamente! Por fín me salieron fotos de naturaleza muerta que me gustaron.

    ResponderEliminar
  3. No sabia que "coroto" habia sido aceptado por la Real Academia!
    Que maravilla tus cubiertos.
    Yo tambien tengo algunos corotos heredados, anillos de poner servilletas, bandejas. Nunca habia pensado en las historias que deben encerrar. Que maravilla! Me has hecho volar la imaginacion! Gracias Fitz!

    ResponderEliminar
  4. Yo tb vi las foto de Asun y ahora veo las tuyas y me sigo antojando de hacer unas cuantas. Un abrazo y felicidades a Michael por su primera comunión, q me gusta mucho su camisa guayabera.

    ResponderEliminar
  5. MC: No solo han aceptado coroto en la denotación que indico aquí, sino también en el sentido de perol. (Yo tan coloquial, ja ja.)

    Asun: avísame cuando tengas las tuyas. Me encanta que la foto de Ladonna esté inspirando una explosión de corotos y recuerdos!!

    Mami: Mucha gente me ha comentado lo bello que le queda la guayabera a MD. Por favor, otra más grande. El está de tu alto. Se la compras holgada para que le dure aunque sea un poquito.

    ResponderEliminar
  6. Se me olvido, la dirección del diccionario es http://buscon.rae.es/draeI/

    ResponderEliminar
  7. Que lindo cargar con los "corotos" hasta tan lejos. Nosotros tenemos una vajilla divina para ocasiones especiales que recibimos de regalo de bodas y nunca usamos en Vzla. Paso 7 anios encerrada en cajas hasta que por fin nos la pudieron enviar a USA. Ahora es como un tesorito en mi comedor!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Vane: Qué lindo que tengas tu vajilla de nuevo. A mí la suegra me regaló una muy bella que tengo que hacer llegar a China. Se me había olvidado que la tenía!!!!

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.