lunes, 12 de abril de 2010

Hong Kong con la suegra...

...y el marido de la suegra y la hermana de la suegra.

Mi suegra es una persona con una corazón enorme y unas patas calientísimas. ¡Cómo le gusta pasear! En los nueve años que tenemos en China, nos ha visitado 10 veces. El único problema es que no viaja sola nunca. Esta vez vino con el marido y la suegra. Nos la llevamos muy bien con todos, pero el hecho de que siempre llegan en cambote me estresa.

Este año decidimos encontrarnos en Hong Kong. Así me ahorré el tenerlos en mi casa, donde aterrorizan a las ayis insistiendo en lavar la ropa y currucuteando en todos los rincones. La suegra y su hermana no se cansan nunca por lo cual ya no las acompaño más de compras. Les gusta encontrar periquitos baratos y comprar ochenta mil de ellos. Regatean con entusiasmo pero típico que se dejan aprovechar porque son "apenas unos pocos dólares y señor me dijo que tiene 7 hijos enfermos."

Mi marido ha descubierto que la estrategia es alimentarlas cada tres horas. Con eso las entretiene, nos sentamos un ratico, y les mantiene el azúcar a nivel constante. Las queremos mucho, pero ¡uf! tai má fan. (Así se dice en chino cuando algo crea demasiado trajín.)

Hong Kong es una de nuestras ciudades favoritas. Siempre anticipamos la visita con mucha alegría y siempre nos vamos con ganas de volver. Siempre nos preguntamos si nos gustaría vivir allá y para consolarnos por quedarnos en Tianjin nos decimos que hay demasiada gente, que no tendríamos ayis, que es caro, que las uvas están verdes. Eso sí, ya tenemos planeado comprarnos el pase anual a Disneylandia y el tour celebratorio por las panaderías DeliFrance que haríamos al mudarnos para allá.

Total que viajar para allá con la suegra y su combo no fue demasiado sacrificio. Hicimos lo mismo de siempre pero con un poco de más tiempo.

Aquí una cajita feliz de fotos del viaje.

Click to play this Smilebox photobook: Paseando en Hong Kong
Create your own photobook - Powered by Smilebox
Another photo book design by Smilebox

9 comentarios:

  1. ¡Que rico! se ve que disfrutaron y salieron de la rutina.

    ResponderEliminar
  2. Pero mira que bueno, yo quiero llegar a esa edad y q no quiera parar nunca tb.
    Te quedaron super bonitas las fotos, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Preciosas las fotos!
    No se...
    Creo que a mi me agotarían...jajaja
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  4. Lindas fotos!! Me encanta Hong Kong!!!
    Saludos,

    ResponderEliminar
  5. Pero que fotos más chulas y que linda la "cajita" de recuerdos.

    No me extraña que os gusté Hong Kong, yo volvería y volvería

    Conchi

    ResponderEliminar
  6. Rosa: verdad que salir de la rutina a veces es necesario y refrescante. A nosotros nos hacía falta, gracias por ayudarme a notarlo.

    Lyn: las doñas son imparables. La hermana de mi suegra aprendió a decir los números con unas señales de mano que usan los chinos para poder decirle a todo el que la vea que tiene 80 y pico de años. Los chinos se maravillan y le prestan atención. Ella encantada. Vaya motivación para aprender un idioma.

    Genín: las quiero mucho, pero nos dejan exhaustos.

    Hilmar: Ellos estuvieron en Taiwan antes de Hong Kong. Les gustó mucho y quieren volver, asi que tal vez las veas por allá, ja ja.

    Conchi: Volveremos y volveremos, y quien sabe, tal vez hasta nos mudemos para allá. La grama siempre se ve más verde en Hong Kong cuando vives en Tianjin.

    ResponderEliminar
  7. Que hermoso paseo! En verdad disfrutaron y que maravilla de suegra y su hermana, con esa alegria de vivir a esa edad... debo aprenderles!!
    Me encantaron las fotos , tus niños bellisismo!

    Espero que el terremoto no les afectara , abrazos,
    Toni

    ResponderEliminar
  8. Que fino Fitzi, a mi también me gustó mucho HK la única vez que fuí. Suena que estuvo muyc chévere la visita y que ya tienes más controlado el asunto! Me fascinó el smilebox!! Las fotos están increibles, suuper vibrantes!!

    ResponderEliminar
  9. Bonito paseo Fitzi, el montaje de las fotos quedó súper y me dieron ganas de comer perros calientes.
    Abrazos

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.