miércoles, 10 de marzo de 2010

De piñatas y piedritas


En el colegio estoy haciendo otra piñata, ésta para la asociación de padres y representantes que celebrarán su fiesta pro-fondos anual el sábado. La piñata será subastada y le estoy haciendo propaganda entre mis alumnos en cada sesión que enseño. (Cada salón de clases tiene un período a la semana en el cual vienen a la biblioteca a sacar libros y recibir clases sobre el uso de la información.) El tema de la fiesta es "Verde" y yo lo he interpretado como ambientalismo, asi que la piñata está hecha con cartón de unas cajas viejas, tiene forma de linterna china y estará decorada con papel crepé verde. Le pondré también una calcomanía con el logo de la Hora del Planeta y tal vez algunas flores de seda. Ya las madres organizadoras de la fiesta me han dicho que mi campaña está rindiendo fruto. También me han contado de sus propias tradiciones con piñatas. ¿Sabían que las piñatas originan de la China? ¿Sabían que en Dinamarca las hacen de madera? ¡De madera! La mamá danesa que me dijo eso confesó que se tardan mucho en romperlas y que hay que darles super recontra duro. Deben salir fuertes esos niños daneses.

La piñata no está bonita todavía y las fotos me han salido bastante feítas así que el sábado actualizaré la entrada con el producto final y la cuenta final. Probablemente me estoy auto-halagando que logrará buen resultado en la subasta, pero comprometida ya estoy a terminarla y sonreir aunque no se venda.

Mientras esperan otro detalle chino. En mi complejo residencial tenemos extensos jardines con caminos de ladrillo. Estos tienen unas secciones empedradas que se alardean de propiedades medicinales. Dicen los chinos que caminar sobre las piedras tiene efecto terapéutico pues las piedras estimulan puntos de acupuntura en los pies. He visto que sobre todo las personas mayores caminan el resto del camino con zapatos normales y cuando llegan a las piedras se quitan los zapatos, se ponen unas zapatillas delgadas y van de un lado al otro por un buen rato. Interesante, ¿verdad?



Actualización, 13 de marzo de 2010. Aquí está la piñata.

7 comentarios:

  1. ¡Te vas a convertir en la mama piñata! Por aqui no se suelen usar mucho, y cuando se usan, se compran ya hechas :(
    ¡Que sorprendente lo de las piñatas danesas! Debe ser dificilisimo romperlas!

    Lo de las piedras me ha recordado a cuando era pequeña, porque un medico me receto caminatas por la arena con piedras de la playa porque me dolian los pies ¡y mas que me dolian despues de las caminatas!

    Besitos!

    ResponderEliminar
  2. Yo intenté lo del camino de piedras una vez, intentando aculturizarme. Me quedaron las suelas adoloridas y un tobillo torcido, por lo que ahora, me limito a tomarles fotos.

    ResponderEliminar
  3. Hola!!

    Permiteme presentarme soy administrador de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial, me encantaría poner el link de tu blog en mi directorio y así puedas tener una opcion mas a incrementar tus visitas a diario.

    Esperando su pronta respuesta

    Jacob.
    jacob.cm@hotmail.com

    ResponderEliminar
  4. Ouch! Ay...ouch! Ouuuch!
    Esa seria yo caminando por las piedritas.
    Los chinos son lo maximo: la pasta, las pinnatas, que otras cosas habran inventado que uno no sabe.

    ResponderEliminar
  5. Jacob: ¿Cuál es tu directorio? Me gustaría verlo antes de darte respuesta. Gracias por preguntar primero.

    MC: A mis hijos les parecía cómico pasar por ahí en las bicicletas diciendo tunqui tunqui tunqui mientras daban los salticos hasta que se mordieron la lengua. Ahora cuando pasan lo hacen con la boca firmemente cerrada, ja ja.

    ResponderEliminar
  6. No,a mi eso de las piedras por muy bueno que sea no me gusta, seguro que terminaría todo adolorido.
    Seguro que la piñata te queda genial!
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  7. ¡Piñatas de madera! OMG esos daneses deben estar bien musculosos!!!

    En México no hay cumpleaños sin piñata, son supertradicionales, las venden en todas partes, pero es mas divertido hacerlas (de barro o cartón)

    No me imaginaba que para eso servian esos caminos allá en China, acá en México son ornamentales y si uno puede mejor los esquiva porque duelen los pies, jeje, de lo que uno se entera!

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.