jueves, 26 de noviembre de 2009

Soltera sin compromiso y en Hong Kong

Acabo de regresar de un fin de semana en Hong Kong. Es una ciudad que me encanta visitar, y ésta vez tuve la suerte de ir sola, o sea que no tuve que complacerle los gustos turísticos a nadie.

El Star Ferry es emblemático de la ciudad para mí. Esta vez no me monté pues tomé el metro para ir de un lado al otro de la bahía, pero no pude dejar de tomarle fotos.

Por supuesto que fui a Disneylandia. No fue lo mismo verla completamente con ojos adultos y sin disfrutar el encanto de mis hijos, pero pude entrar a todos los shows sin tener que pelear con ellos porque les parecen aburridos y disfruté las tiendas sin que me apurara mi marido. ¡Hasta comí rico y sin compartir! Mi mamá dice que él que tiene hijos no termina ajito, es decir, satisfecho, pero ésta vez disfruté hasta el último bocado. El sentimiento de culpa, firmemente ignorado, gracias.

El castillo de la Cenicienta de noche


Viajé a Hong Kong para una conferencia el lunes. Con el cuento de que podía adelantar las compras del Niño Jesús, me fui el sábado. Pasé el domingo en la mañana de compras, sin apuros ni negociaciones, y la tarde con mi amigo Alejandro y su familia. Fue un día lindísimo, terminando la tarde con una misa en español, algo que no he vivido desde que salí de Venezuela.


El contraste de lo histórico con lo moderno

Mi conferencia estuvo bien. Aprendí un poquito y encontré validación de mucho de lo que estoy haciendo. Me conseguí con una amiga que trabajó conmigo en el Líbano y que ahora está en Hong Kong, también como bibliotecaria. Pasamos el día juntas y luego me fui a hacer turismo. Me fascina el contraste entre lo tradicional y lo moderno, y Hong Kong está lleno de ejemplos. No tomé suficientes fotos, lo siento, pero así tengo excusa para regresar.

Si tienen oportunidad de viajar a Hong Kong, no vacilen. Es una ciudad con mucha vida y mucho que ofrecer.

12 comentarios:

  1. Mi mamá también nos decía lo mismo. Me gustan esos Ferrys, tienen un parecido a los de Australia.

    Que buen viaje tuviste! Que felicidad disfrutar de Hong Kong, los shopping y los amigos!!!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Ahhh, shopping sin negociaciones! Lo maximo!
    En este viaje tomamos fotos del castillo de cenicienta de noche. Yo nunca lo habia visto iluminado de esa forma, me parecio bellisimo.
    Te he contado de la obsesion de DB con China? Sus mejores amigos del colegio son chinos, asi que el se entusiasma con cualquier cosa china. Casi muere de la felicidad cuando fuimos al pabellon de China en Epcot. Quizas vamos a tener que darnos un paseo por Hong Kong algun dia!

    ResponderEliminar
  3. Siempre tengo la curiosidad de saber la diferencia entre este Hong Kong de ahora y el británico, supongo que la habrá, aunque por lo visto son bastante autónomos, los chinos son listos y no pondrían en riesgo esa entrada tremenda de divisas.
    Que usted lo compre bien...jajaja
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  4. Lo maximo!, poder disfrutar las cosas como uno quiere y sin alguien que te este diciendote: ya?????? apurate!!!
    Aveces es bueno no tener el cargo de conciencia!!jaja
    besos.

    ResponderEliminar
  5. MaryE, creo que me gustaría visitar Australia sino fuera porque está llena de australianos. Con los que trabajan en mi colegio, tengo suficiente!!!!

    MC: Pues entonces, tienen que visitar Hong Kong y !!!por supuesto Tianjin!!!
    HK es mucho más cosmopolita y divertido, pero en Tianjin tienen ejemplos de la China moderna y vibrante - y a los Fitzis.

    Genín: Yo me pregunto lo mismo y tal vez los cambios son visibles solamente si uno vive allá. Yo fuí a HK una vez antes de que revertiera a China y me pareció lo mismo, pero mi perspectiva es muy superficial.

    Patricia: Mi marido no me dice nada hablado, él jura que es modelo de tolerancia, pero la cara de fastidio e impaciencia es como para cortarle las ganas a cualquiera.

    ResponderEliminar
  6. Como me encantaria un viaje a Hong Kong. El Star Ferry se ve bello, como es el servicio del metro..? disculpa la curiosidad me imagino que te defiendes con el idioma.
    Mi esposo es tercera generacion japonesa y la verdad es que siempre le digo que quisiera ir a China (te puedes imaginar la cara de la familia) jajajajajaja

    ResponderEliminar
  7. Pili: el metro es sin par. Del aeropuerto hay una línea expresa que te lleva por US$14 en el centro en menos de media hora. La línea para Disney es cortica, la conexión con la red citadina y el terminal en el parque, pero los vagones tienen ventanas en forma de Mickey Mouse, y la voz de Campanita es la que anuncia la llegada.

    Aparte del metro, están los autobuses que llegan donde no llega el subterráneo y los tranvías, que son de dos pisos y super retro-chic.

    Te llevas al japonés a Japón por el atajo de Hong Kong. Seguro que le gusta igual que a tí.

    ResponderEliminar
  8. Las fotos son una belleza!!!
    Que lujo es viajar sola, verdad?
    Lo extraño.
    Lo mas sola que he viajado es con Lau, y no deberia quejarme porque es super complaciente.
    Disney sola? No se, creo que me daria mucho sentimiento... no se.
    Te dije que las fotos son preciosas! Que luz en la del ferry!

    ResponderEliminar
  9. Qué bien viene de vez en cuando salir sola! Me alegro que lo hayas disfrutado pues todas nos merecemos un momento nuestro de vez en cuando. Besos

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.