martes, 20 de enero de 2009

Ahogada en nostalgia

Anoche estaba jugando solitario en mi iPod, escuchando a Vos Veis, después de terminar un montonón de trabajo que tuve que traer a casa. La casa estaba silenciosa y oscura. Era la 1 y media de la noche. Tenía la barriga llena de un hervido de res que hice con la receta del Scannone y pensando que sería bonito invitar a mis amigos a un sancocho de gallina estilo venezolano.

Me puse a imaginar la escena: la paila de sancocho hirviendo en la cocina las n-mil horas para ablandar la gallina, la cava con las cervezas, la música salsosa y demasiado fuerte, el sonar de las piedras del dominó sobre la mesa plástica, las mangas de camisa pues tendría que ser en verano, y de pronto, entre el momento de imaginarme aquí en China montando mi rinconcito venezolano en el patio y el próximo, me sentí transportada a Baragua, en la misma escena pero allá. Sentí el calor seco, el polvo, las risas de los amiguitos, el olor a chivo, los chismes de las doñas y los insultos jocosos de los jugadores de dominó, el sabor de la colita Marbel. Fue un instante, lo que duran los recuerdos, y vino seguido de una aplastante sensación de tristeza, tan fuerte que no pude respirar - y me cuesta aún.

Tengo 13 años que salí de Venezuela y es ahora que me doy cuenta que no regreso. ¿Les pasa así a otros emigrantes? ¿Les ha pasado a ustedes? ¿Se le quita a uno ésta tristeza despues de despertarla?

16 comentarios:

  1. Hola amiga leí tu escrito del 20.01.09, fué tan descriptivo que me sentí invitada a saborear ese delicioso sancocho al estilo VENEZOLANO CIEN POR CIENTO y también pude experimentar esa nostalgia que sientes por nuestro pais, aunque no he vivido nunca fuera de él. No has pensado venir en elgún momento de visita, por unos días aunque sea. Ojalá puedas hacerlo para que respires el aire venezolano, disfrutes de sus bellas playas, degustes deliciosos sancochos, disfrutes nuestra música y de la chispa del venezolano que es inigualable. Respira fuerte y utiliza el poder de tu mente para que planees ese regreso, solo hay que lanzar ese deseo al Universo y él se encargará de hacerlo realidad.

    ResponderEliminar
  2. Yo siento esa misma tristeza por la Venezuela que fué.. estoy aquí pero esa que añoro, la de los panas, mi palabra es un documento, la de cuenta conmigo y era en serio.. esa no sé si regresará. Estamos instalados en una Venezuela que no me gusta... pero aquí estoy :).. y tristeza está instalada y no se me quita..
    besos Fitzi..
    Zulmy

    ResponderEliminar
  3. La mayor tristeza es que a la vuelta nada es cómo recordabas.

    Las cosas se modernizan, tu gente conoce a otra gente y tus vivencias hacen que seas una persona totalmente diferente de la que se fué.

    Disfruta de tu día a día y recuerda con cariño lo que fué, pensando con alegría en el mañana.

    Tu casa está dónde están los que quieres, y eso puede ser hasta en la Luna, cuando vaya MIchaelito.

    Besos emigrantes,

    Conchi

    ResponderEliminar
  4. Fitzi, me sentí identificada con tu tristeza y pensar que pasaré por lo mismo me da mucho mas. Lo mejor es poder hacer ese rinconcito Venezolano en cualquier parte porque tenemos el sentir Venezolano en nuestro día a día. Con la sonrisa de tus hijos, el calor y apoyo de tu esposo podrás hacer que esa tristeza se convierta en momentos inolvidables y deseosos de recordar.
    Cariños
    Mary

    ResponderEliminar
  5. Ay Fitzi!! Yo te entiendo, yo me he sentido así y peor aún después de acabar de ir a visitar a Venezuela. Es rico sentir que uno tiene todo eso por dentro (aunque sea tristeza) y después de despertarla a veces me ha ido peor pero a la final uno se siente como más completo y usas esa energía en concinarte más cosas venezolanas, escribirle mas a tus amigos venezolanos, y que se yo, lo que te ocurra. Es simplemente rico!

    ResponderEliminar
  6. Lo malo de todo eso, amiga, es que al paso de los años todo cambia, solo aquella Venezuela va a existir en tu memoria en tu recuerdo, a menos, que la visites de vez en cuando y así el cambio con los años es menor. Pero si, la tristeza se te irá, todo pasa con el tiempo.
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. Gracias por sus palabras de ánimo. Intelectualmente yo sé que la Venezuela esa de mi imagen existe tan solo en mis recuerdos como me dice Genín y que puedo regresar a visitar, pero es que ahora estoy pensando con las emociones y esas no saben.

    Ni modo. A celebrar lo que tengo por dentro, como dice Dariela y a compartirlo con mis hijos, como dice Mary Elizabeth. Ah, y si alguno de ustedes pasa por Tianjin en mayo, junio o agosto, !están invitados a un sancocho! (Los demás meses se pone muy frio y ya no tiene chiste lo del dominó, la mesa de plástico y las mangas de camisa.)

    ResponderEliminar
  8. Fitzi, he tenido esos ataques de nostalgia, pero lo que es peor... los he tenido EN VENEZUELA!!! Mejor dicho... también los he tenido en Venezuela.
    Pienso que lo que existe allá sólo existe en nuestros recuerdos, Genín y Una Zamorana y un Sallentí tienen muchísima razón.
    Actualmente añoro mi gente, pero como tu dices, el corazón es una vaina seria...
    Besos!!!
    Piensa en lo positivo que tienes hoy día y sueña con el futuro.

    ResponderEliminar
  9. Estoy lamentablemente de acuerdo con Zulmy. Cuando me ataca la nostalgia me da dolor el pensar que la Venezuela que extraño ya no existe. Nos la robaron, como si tuvieran algun derecho.....

    La veces que he ido de visita luego de mudarme de pais, disfruto enormemente la calidez de la gente (a pesar de los pesares), lo delicioso de la comida y la compañia de la familia. Increible pero cierto, en tres años de ausencia no he podido escaparme a la playa en ninguna de mis visitas, espero poder hacerlo en la proxima.

    Espero con ansias tus post del año nuevo chino.......

    ResponderEliminar
  10. Y como dicen en el oriente Venezolano…muchacha y con lo que a mí me gusta jugar domino!!! Guárdame virtualmente el puesto y los contrincantes que practiquen mucho porque contaré la cochina y cuando la tenga ganaré con ella…
    Fitzi gracias por la invitación y déjame decirte que eso del sancocho me dejo agua la boca…como que haré sopita mañana de almuerzo!!!

    ResponderEliminar
  11. A veces me da esa tristeza... y eso que solo tengo 4 años afuera, pero como esta ahorita... en la situacion en que esta creo que no regreso :(
    regresaria en tal caso solo por mi familia

    ResponderEliminar
  12. Yo todavía no he sentido esa nostalgía, no sé si es normal o que... Solamente, por momentos extraño a mis amigos y a mi familia, pero no tengo esa nostalgia de volver a Venezuela. No reniego mi país, sólo que creo que aquí debo concentrarme en otras cosas por eso no me da tiempo para extrañar mi tierra.

    ResponderEliminar
  13. No entiendo la tristeza que describes, no la he vivido nunca. Pero desde aquí, todo mi ánimo y cariño.

    Besos ♥

    P.D. Aún no me llegó tu tarjeta de navidad. ¿Es posible que el correo esté tan lento?. Es que tengo ganas de tenerla entre mis manos.

    ResponderEliminar
  14. Se me esta pasando, gracias. Aqui contando bendiciones, entre las cuales estan ustedes.

    Lina, no lo puedo creer!!!! El correo chino normalmente es muy bueno. Les enviare otra de a~no nuevo chino cuando regresemos a casa. Esa si se puede tardar un poco pues las celebraciones de a~no nuevo duran dos semanas.

    ResponderEliminar
  15. Querida amiga... Pues si es esa cierta nostalgia, que no tristeza que te invade. Pero ahora tengo otro dilema: extraño mis amigos de Galicia, el mar, la comodidas, las comidas, puesto que aquí ni loca se puede comer tanto marisco y pescado. Todo tiene sus ventajas y sus desventajas, mis amigos de aquí están a lo suyo, o con problemas de salud, ayudando a sus hijos o cuidando nietos, cosa normal por cierto, mis propios hijos y nieta tienen sus obligaciones y están abocados a susbsistir y desarrollarse, así que: ¡menos mal que tengo internet que ocupa algunas horas, y luego haré algún curso, porque ir al cine bastante caro por aquí! En fin amiga que rescatemos lo mejor de cada lugar, pongamos lo mejor de nosotros mismos y vivamos el momento de la mejor manera.
    Te abraza y te comprende: Rosa

    ResponderEliminar
  16. Fitzi, a mi no se me ha despertado la nostalgia. En buena parte debe ser porque no tengo familia en Venezuela, y tambien porque nuestros ultimos anos alla fueron extremadamente estresantes debido a la situacion del pais.

    Ahora vivo con paz y el solo pensar en ir a Caracas me hace tener ansiedad... Lo que si extano muchisimo es la playa. Me encantaria irme una semana a margarita, agua turquesa, empanadas, gente bella y bronceada... (suspiros)... mejor me voy antes de que se me despierte la nostalgia por TU CULPA!!!

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.