viernes, 3 de octubre de 2008

Apoyen a La Leche

La Liga de la Leche es una organización que buscar promover la lactancia materna. Justamente en China hay un escándalo actualmente pues se ha descubierto que es práctica común en la industria láctea de aguar la leche y luego agregarle melamina para aumentar el nivel de proteína. Pues resulta que la melamina es veneno y que produce cálculos renales. Han muerto por lo menos dos niños y hay mucha gente enferma.

El problema que yo veo, no es tanto el envenenamiento de la leche - que es serio -, sino que las madres en China no dan pecho a sus hijos. Los médicos les recomiendan darle leche de vaca. Para muchas no hay otra manera, pues trabajan lejos de sus hogares y son los abuelos los que cuidan al niño. Pero también es símbolo de estatus, tener suficiente dinero para comprar leche en lugar de usar la de una.

Tengo una amiga venezolana que fue una de las fundadoras del capítulo venezolano de La Leche. Ella me envió un email pidiendo que participara en la votación organizada por Squidoo, una organización del internet dedicada a proyectos voluntarios. Squidoo tiene un exceso de 80,000 dólares EEUU en su prespuesto éste año y quieren donarlos a la institución ganadora. Por la crisis de la leche y por cariño a los bebés chinos, quiero apoyar a La Liga de la Leche. Hagan clic aquí para votar.

2 comentarios:

  1. Pese a que no pude darle el pecho a Juan, estoy totalmente a favor de la lactancia materna. Qué impactante leer los efectos de la melanina en la leche.

    Voy a votar ahora mismo.

    Besos ♥ y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Apoyo totalmente la lactancia materna... Es una pena lo que ocurre con la leche, aca en mi pais se ha difundido mucho porque hay muchas tiendas de productos chinos , tambien han ertirado unos dulces de una vaquita...
    un abrazo,
    Toni

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.