sábado, 17 de marzo de 2007

Se murió un vecino



Los arreglos florales de la foto están en la puerta del edificio donde murió alguien. No son coronas sino ramos con cintas negras. Cuando las ví ayer al regresar del colegio, tuve que tomar la foto, aunque me pareció un poco indelicado de mi parte.

"La Calle Donde Vivimos" es una serie de fotografías que empezé a tomar en septiembre. La última siempre está aquí en la barra de la izquierda de éste blog. El albúm completo está en flickr. Hemos tenido días de esplendor veraniego, de lluvia, de nieve, de polvo rojo por los restos de triquitraquis, de neblina, y ahora de muerte. No conocí al vecino y le deseo mucho consuelo a su familia. Se ha convertido en parte de mi vida por morirse en la calle donde vivimos.

Actualización 10 de marzo del 2010: La serie fotográfica me dió mucha satisfacción pero tuve que pararla cuando nos mudamos. Ahora la foto de la barra es desde mi ventana. No tengo una vista bonita, asi que no la cambio muy a menudo.

2 comentarios:

  1. Chamita preciosa. Me encanta TODO lo que escribes. I´m not biased. Orgullosa que hayas sacado la herencia de escritores, fotografos y buena madre, Claro que yo no se pero according to my favorite y-er-si tabien la de mejor esposa del mundo! Quiero forwardeale este email a Leonor Yanez pero antes necesito saber ¿a los chinos los entierran o los creman? ¿Has visto alguna vez un entierro de un chino? Ella no come comida china porque nunca ha visto un entierro de chino!!!! TQM

    ResponderEliminar
  2. Hola mami. Puedes decirle a Leonor que a los muertos los lloran en China igual que en otras partes, asi que no creo que se los coman. Eso sí, hay muy pocos gatos callejeros. Concluyan lo que quieran.
    (Hay que tener permiso para tener mascotas. Son caros y hay que renovarlos anualmente. La gente prefiere perros.)

    ResponderEliminar

Ya no vivo tras la Gran Muralla Electrónica de China así que comenten mucho porque así celebro no tener más restricciones al Internet. Si tienen algún problema comentando, escríbanme a fitziane arroba mac punto com.