lunes, 27 de junio de 2011

De vagaciones



Hemos pasado una linda semana en Miami. Mi objetivo principal aquí ha sido que mis hijos jueguen con los primos y lo hemos logrado muy bien. Todos los días hemos salido: al YMCA, al cine, al zoológico, a la librería, de compras, a comer y como si fuera poco también tuvimos una sesión fotográfica lindísima con Cho. Se nos está acabando la semana; mañana martes nos vamos a New Hampshire donde esperaremos a que mi marido llegue el miércoles.




Entre la recuperación del jet lag y la emoción de estar con mi hermana y su familia, dejé el blog pegado en China así que les pongo unas poquitas fotos para que vean lo que nos estamos divertiendo.

lunes, 20 de junio de 2011

Saliendo

Salimos para el aeropuerto dentro de hora y media. Una vez chequeados, tendremos unas dos horas para pasear por el aeropuerto. Después serán catorce horas de un vuelo y tres en otro (o sea, rezando por 17 horas que el perol no se caiga del cielo) (No me gusta montarme en avión.)

Para ahorrarnos unos doscientos dólares por persona, no vamos directo a Miami, sino que llegaremos de medianoche a casa de mis suegros en Boston y pasaremos allí la noche del lunes.  Llegaremos a Miami alrededor de las 2 del martes. (Si sienten unas ganas irresistibles de aplaudir o si les pican las orejas el martes 21 de junio a las 2 de la tarde, es que estoy pensando en ustedes porque mi hijo será el que aplauda más fuerte.)

Con la magia del huso horario, llegaremos a EEUU una hora antes de que salgamos de Beijing. Si eso lo hemos logrado, ¿porqué no podemos perfeccionar la teletransportación? Un botón, un instante de desintegración molecular, otro de reintegración, y chaz, estaríamos en Miami. ¿Qué esperar, científicos? !A inventar!


Para tener una foto que salga con la entrada en el widget de los recuerdos (LinkWithin), aquí un robot que construyó mi hijo con Lego. El hace tiempo aprendió que si se duerme a las 7 horas de montarse en el avión y se despierta a las wachi-wachi horas de aterrizar la segunda vez, no le da jet lag. Wachi-wachi es el coeficiente Fitzgerald de translocación temporal y nunca recuerdo cual es el número mágico por lo que a mí sí me da jet lag - y me tumba completamente además. El caso es que como a él sí le funciona la fórmula, no tiene motivación para inventar el transportador molecular por lo que invito a la comunidad científica a escuchar mis plegarias y a que se dediquen a hacerlo una realidad, preferiblemente antes de las dos de la tarde cuando tengo que salir. (Claro que se pueden tardar más, pero entonces aprovechen a inventar también una máquina de viajar en el tiempo para que puedan regresar a rescatarme de las 17 horas de nervios que se me avecinan hoy.)

Actualización del 21 de junio, desde Boston:  Los vuelos sin problemas por supuesto. Dormimos en el avión de Beijing a Boston, y llegamos a casa de mis suegros a medianoche y también dormimos. Estamos optimistas de que el jet lag no nos castigará demasiado.  Gracias por sus pensamientos positivos.

viernes, 17 de junio de 2011

Entre cajas y maletas

Después de cuatro días lindos en Yangshou, regresamos a la vida real donde tenemos dos días en Tianjin para empacar la casa pues nos mudaremos a otra urbanización en agosto. Más bien, nos estamos mudando ahora, embalando todo, y cuando regresemos en agosto, la ayee nos habrá mudado al nuevo apartamento. Suena como un sueño pero en realidad, es una pesadilla. Las ayees lo empacan todo en cajas que marcan en chino y lo hacen tan rápido que no me da tiempo de ver que fue lo que guardaron. Las dos veces que nos hemos mudado nos han traído hasta la basura, total que hoy ha sido extremadamente ajetreado, tratando de separar lo que queremos de lo que no queremos y asegurándome de que lo que no quiero no termine en una caja para mudar. !Pero, basta! Me senté a descansar del estrés, no a recordarlo.

El lunes salimos para Miami. Estaremos una semana. Estoy soñando con
  • ver a mi hermana y sus hijos
  • con comer arepas que no tengo que preparar yo y además comérmelas con queso de verdad, blanquito y fresco.
  • salir a comprar ropa y que mi talla sea M y no XXL como aquí en China.
  • tweetear y facebookear sin el paso adicional de conectarme al VPN para saltar la Gran Muralla Electrónica (que debería ser facilito, pero por ley de Sino-Murphy nunca lo es)
  • la sesión de fotografía que vamos a tener con Cho
  • dejar de ser analfabeta
Les pregunté a mis hijos que anticipaban ellos de la visita a Miami. Andreína quiere jugar con sus primos, pero Michael lo que quiere es aplaudir con los demás latinos cuando aterricemos en el aeropuerto de Ft. Lauredale. ¿Qué tal?

miércoles, 15 de junio de 2011

Otro desde Yangshou

Seguimos aquí y nos sigue gustando. Ayer nos fuímos a pasear en bicicletas tandem. Scott con Andreína, Michael conmigo. Fue super chévere aunque calorosísimo. Los niños no querían parar las bicicletas para no perder la brisa del movimiento.

Yo estaba en el asiento delantero manejando. Michael estaba en el asiento trasero pedaleando pero con las manos prácticamente libres porque el manubrio es fijo así que lo encargue de tomar fotos. Donde pasábamos por una vista bonita yo gritaba, "¡Dispara!" y él apuntaba donde él le parecía interesante. No tomamos muchas porque se me olvidó el cargador de la batería, pero las poquitas quedaron bonitas para ser una primera colaboración.

 Descansando durante la cosecha de arroz.

La misma vista que capturamos desde el taxi y desde el río, ahora desde el asiento trasero de una bicicleta en tandem. 
 
A la noche fuimos a un espectáculo de música y luces en una bahía del río. El escenario natural fue lo mejor del espectáculo. Todo en chino y los niños decepcionados porque no hubo acróbatas, pero muy hermoso. Hubiese sido mejor si, como antes de ir a la ópera o el ballet, hubiésemos estudiado el libreto, pero ese también estaba en chino. Igual, fue muy lindo y un buen final a un día lleno de vistas hermosas.
 ¡Vaya escenario!

Mi camarita no le hace justicia.

lunes, 13 de junio de 2011

Que buen invento fueron las vacaciones

Me gusta ésto de estar de vacaciones. Hoy paseamos por el río Lijiang en balsa, compramos unos recuerditos y un par de cohetes de agua, comimos rico en un restaurante sin pretensiones, pasamos el aguacero de la tarde comiendo helado en MacDonald's (mejor dicho, viendo comer helado en MacDonald's a mis hijos, porque yo lo que comí fue gelato de avellana de la heladería de la esquina) y ahora después de descansar del calor vamos a ir a subir un cerro para ver una pagoda. Todo muy relajante.

¿Sabían que las flores de loto abren en la mañana y cierran en la tarde? Yo no. Menos mal que tomé ésta foto temprano.


El billete de 20 RMB tiene al reverso la reproducción de un famoso paisaje del río Lijiang. Justamente el balsero nos dejó en el lugar exacto donde pintaron el paisaje y por eso Michael y Andreína tienen un billete de a 20 en la mano.




Aquí almorzamos. La pizza excelente, de horno de leña. Yo comí una sopa de verduras a la francesa exquisita. Quiero regresar ésta noche a probar el menú chino pues vimos una olla mongolesa de pescado y al lado teníamos una familia que devoró un super plato de arroz chino que se veía increíble.



Además de la comida, la vista desde el restaurante es hermosa. 


domingo, 12 de junio de 2011

Desde Yangshou

Estamos en la provincia de Guilin (se pronuncia Güelín), en la ciudad de Yangshuo (Yanshó). Es un pueblo muy lindo - extremadamente turístico pero encantador. Si no fuese por el calor aplastante estaría súper feliz de por fin venir. Nos lo habían recomendado mucho.

Guilin es la inspiración de muchos de los paisajes montañosos que uno ve en pinturas chinas: coimas escarpadas envueltas de neblina y decoradas con pinos. El aire aquí es húmedo y un poco brumoso, de manera que la luz es un poco gris, pero es un gris que logra brillar como si bañara la escena de plateado, no como en Tianjin donde el gris se chupa el color de la ciudad.

Pasaremos aquí cuatro días. Mañana vamos de paseo por el río Lijiang en una balsa de bambú o haremos un tour en bicicleta a la orilla del lago. Depende de cómo esté el río con las recientes lluvias. En cualquier caso, espero que me rinda la batería de la cámara. Se me olvido el cargador. Bendito mi marido que me regaló un iPhone de Navidad y con la camarita redondeo.

Hablando del iPhone, con uno de los apps hice un video al estilo de la película Super 8. (El programa es promoción de la película que sale dentro de poco.)

video

Hmmm. Cuando intento ver la película me sale un mensaje de error. No sé si es por la Gran Muralla Electrónica o porque de veras hay un error. Me dirán ustedes. A ver si logro entrar a youtube para así montarlo aquí.

Aquí en youtube. (Si están en China no lo verán. Supongo que tendrán que visitar a Yangshou en persona. Vaya castigo. ;-> )




Por si acaso, no entendieron:
  • Lo de las manos de Andreína es que ella quería salir con las manos en lugar para que se viera que ella estaba sosteniendo la montaña con las dos manos.
  • Lo de Michael y los electrónicos es que le pareció el pueblo muy retrasado y que no tendría conexión de internet en el hotel. 
  • Lo de los créditos en inglés al final, no sé. Yo hice el video con la intención de postearlo aquí y lo quería en castellano, pero mi vida familia es bilingüe como vieron, asi que así salió el video. Me encanta el programita del Super 8, pero una vez que publicaste el video, ahí moriste.
  • Lo del audio repetido, tampoco sé. Tal vez ese fue el error que reportó Blogger cuando lo monté directamente.

viernes, 10 de junio de 2011

Fin de curso

Hoy fue el último día del año escolar 2010-2011. ¡Vaya año!

Fue mi primer año como bibliotecaria en jefe y puedo decir con orgullo que fue un año espectacular. El broche de oro fue mudarnos a nuestro nuevo espacio. Me encanta verle la cara a la gente que entra. De veras que es una biblioteca hermosa.

 La foto no le hace justicia, pero no tengo otras todavía.

Mi hijo se graduó ayer de la primaria. Estamos muy orgullosos de él, y temerosos también porque la secundaria será un gran reto.

Después de la ceremonia.

Mi hija recibió su primera comunión en mayo, y por más que la tratamos de convencerla de lo contrario (y después de un año de clases de catequismo), para ella lo importante fue el vestido. Admito que estuvo bella, pero yo tengo prejuicios de madre.

En la catedral de Xi Cai, Tianjin.

El domingo 19 de junio salimos para EEUU. Pasaremos una semana en Miami, del 21 al 28, y luego nos iremos a nuestro merecido descanso en Cape Cod hasta el 1ro de agosto. Si estarán en Miami o Boston en esas fechas, me escriben (fitziane arroba me punto com) que me encantaría encontrarme con ustedes.

Cho, si lees ésto, !please please escríbeme que quiero una sesión contigo! Twitter no me sirve; los chinos lo tienen super trancado ultimamente.