miércoles, 30 de julio de 2008

Summer of Love

Dedicado a Martis, que pronto muy pronto será mamá.

- Mami, no es fácil tener hijos.

Así me dijo mi hija Andreína el otro día. Ella se refería a sus peluches, a quienes ella cuida y consiente como la cuidamos y consentimos a ella. Le encanta inventarles enfermedades para acomodarlos y ponerles curitas, tomarles la temperatura y regañarlos para que se tomen sus medicinas. Tuve que darle la razón.

Este iba a ser el Summer of Love (el verano del amor) cuando Scott y yo ibamos a reconectar como pareja. Los niños están en un campamento vacacional de lunes a viernes, de 9 a 12 y media de la mañana. Scott tiene libres los miércoles y jueves, o sea que tendríamos dos mañanas completas para comer juntos con calma, compartir paseos por la playa, y demás actividades conyugales. No hemos logrado coincidir. La semana pasada tuvimos que irnos a New Hampshire a hacer diligencias con el banco y los abogados. La semana anterior pasó los dos días organizando la visita a NH. Hoy, que es miércoles, salió de madrugada a pescar con un amigo y no regresará hasta la tarde. Pero mañana, ayyyy mañana...

Los puntos suspensivos son una maravilla. Jacquie escribió un post hermosísimo titulado, "Parece fácil...", y yo que estoy en mi primera década de madre, llené el espacio entre esos puntos con todos mis anhelos de mamá y esposa. Así que no me quedó nada más que decirle a mi hija,

- Sí, tener hijos no es fácil, pero si tienes suerte, los tienes con pareja.

miércoles, 23 de julio de 2008

Proyecto Agua en Yo También

Hace dos meses, cuatro fotógrafas en Montreal se propusieron un proyecto colectivo para mostrarles al mundo su visión de la ciudad donde viven. Publicaron sus fotos en sus respectivos blogs y 72 de sus fans quedaron tan encantadas con el proyecto que quisimos unirnos. El primer tema fue el color azul (las fotos tenían que ser de cosas azules) y el segundo tema, que se cumple hoy, es el agua. Aquí están las fotos de ellas.

Confieso que me costó éste tema. El azul lo encontraba en todas partes, bastaba enfocar y ya. El agua me rodea aquí en la playa, pero cambia y cambia: la marea, la hora del día, el color del cielo y de las nubes, los reflejos. Igual me gustó el proyecto, pero lo encontré bastante más dificil.

Arriba una pequeña selección de mis fotos tomadas en Cape Cod. Las otras están en Yo También.

viernes, 18 de julio de 2008

De allá hasta acá


Tianjin Skyline, originally uploaded by Da Qi.

Me gustan mis vacaciones de verano sobre todo por la diferencia que hay entre Tianjin y nuestro pueblito aquí en la playa. Arriba Tianjin. Abajo North Truro.


Caminito pa´ la playa.

Caseta de salvavidas de la playa vecina a la de Scott.

La oficina de mi marido.

De cariño les dejo un arrullito.

video

lunes, 14 de julio de 2008

Lo que hago en la playa

tomar fotos - darme cuenta que las n mil fotos del océano para el proyecto agua es la misma foto n mil veces - contentarme porque mi hijo por fín, después de 8 años de odio playero, se pasó el suiche y pasó todo el día en el agua - conversar con la gente - montar buggyboard - encontrar conchas de mar y metérmelas en el traje de baño porque estábamos lejos de las sillas - comer sandwiches aderezados con arena - deshojar palitos de mozarella - pasar frío porque a fín de cuentas es el océano atlántico del norte - quedarme loca con la destreza con que Andreína maneja su tabla de buggyboarding con apenas cinco añitos - recargar las baterías solares tendida en una toalla - matar moscas de noña vayanse a morder a otro!!!!!! - dejarse echar protector solar por el salvavidas - presenciar un rescate - enseñar a mi hijo a jugar frisbee - morbosear a mi marido que se ve tan bello en su uniforme de salvavidas - ayudar a los chamos a construir una "casa club" con tres toallas, dos sillas y cuatro piedras - invitar a los panas para una fogata en la playa - traer el telescopio para ver las focas, las ballenas, y la luna - dar gracias a Dios porque me quedan 30 días mas de vacaciones playeras

P.D. Jacquie, ésta me la copié también

viernes, 11 de julio de 2008

Misterio en Coastguard Beach


- Mon Dieu! ¿Qué es ésto? exclamó el Inspector Closeau.

-Precisamente por esas huellas de ratón fue que lo llamé, Inspector Closeau. - El ama de casa tímidamente se asomó por encima del hombro del famoso detective, que en ese momento examinaba la evidencia con gran concentración. - Las encontramos ayer a nuestro regreso de New Hampshire.

-¡Cómo es posible que usted le ofreciera chocolate al ratón y a mí no! ¡Inmediatamente! ¡Hay que encontrarlo!

-¡Oh, merci, merci, Inspector! Sabía que podía contar con usted.

-Voila!

-¿Tan pronto? Usted es un prodigio... pero Inspector Closeau, ¿ahí en el mesón?

- Lástima que tenga unos poquitos pelos de ratón este trozo de chocolate. Ahhh, delicieux. ¿Qué me decía, señora?

Como el Inspector Closeau me falló, me tocó a mí actuar de detective. Al igual que él, no logré encontrar el ratón responsable por éstas huellas en el piso de mi cocina - pero a diferencia de él, no encontré un pedazo de chocolate en ningún lado.

No sé de donde vinieron las huellas. Las vimos esta mañana. Anoche regresamos tarde de New Hampshire. Justamente el martes en la mañana había yo pasado coleto y dejado la cocina limpiecita para nuestro regreso hoy viernes.

Espero que apenas sea un ratoncito cuchito y pequeñito, como el que tuvimos el año pasado que luego encontré muerto decentemene fuera de la casa. Ojalá no sea como la rata peluda, gorda y enorme que se le trepó a Scott encima cuando estaba acostado en el sofá viendo Gosford Park hace cinco años. Nunca terminamos de ver la película - de misterio, qué casualidad - por el asco que nos da recordarnos la interrupción.

Miré en el rincón del lavadero en donde hay un hoyo en el piso para meter el desagüe de la lavadora. Nosotros no tenemos porque estamos aquí apenas mes y medio, pero el apartamento tiene espacio y tuberías para lavadora y secadora. Ahora tengo el hoyo tapado con un balde, pero no vi que ese se hubiese movido de su posición normal. Lo que sí encontré fue un hormiguero y ya pronto voy a comprar veneno para ellas y para el ratón de ñoña.

Inspector Closeau no soy, así que me tocó tomar el rol del ama de casa. Con escoba, mopa y cuchillo eliminé las huellas. Si tan sólo hubiese desinfectante para la imaginación para eliminarme la sensación de paticas fantasmas sobre la pierna.

jueves, 10 de julio de 2008

Las fresas perfectas

Una de las mejores cosas que hacer en familia durante el verano en New Hampshire es ir a recoger fresas. En la granja de los Smith's, uno recoge las frutas y paga por el peso. Antes de entrar te pesan los recipientes que vas a usar o te dan una caja de ellos ya pesada y te mandan para el campo.

Tuvimos que dejar la playa un par de días y venirnos a New Hampshire para hacer unas diligencias. Aquí es donde vive mi suegra y también vive el cirujano que operó a Scott del cuello. También es donde tenemos una casita que alquilamos y que queremos reconstruir el año que viene. Entre diligencias y diligencias hemos encontrado tiempo para jugar en el agua (las fotos pronto para Yo Tambien Agua aunque no me enamoraron mucho) y salir a recoger fresas y frambuesas.

Esta mañana estuvo perfecta. Por primera vez nos despertamos cuando dijimos que nos despertaríamos y llegamos de primeritos al campo. Los chamos no pelearon, el perro no ladró porque lo dejamos, el sol no estaba demasiado fuerte, la brisa refrescaba, la fruta estaba justa de madura, todo perfecto. No hay mucho mas que decir asi que les dejo las fotos.

el campo
mi suegra
mi hija
mis fresas

martes, 8 de julio de 2008

Regreso del biónico

mi marido el biónico - si se fijan muy bien le ven la cicatriz en el cuello

Hace casi un año mi marido se cayó de una bicicleta cuando iba camino a la playa a trabajar. El es salvavidas en una playa de Cape Cod. Durante el resto del año es feliz como profesor de educación física, pero sus vacaciones en la playa son sagradas. La caída de la bicicleta le causó una pequeña fractura en una vértebra e inflamación de un disco. Tuvo que operarse del cuello y ahora tiene una férula y tres tornillos. Por eso ahora lo llamamos el biónico.

Fue una lesión bastante grave y la mayor preocupación de Scott era no poder regresar a la playa. A nadie le sirve un salvavidas que no puede nadar. Gracias a Dios, a los angelitos que me lo cuidan y a todas las oraciones y energías positivas que nos enviaron entonces, ahora está bien y tiene movilidad casi completa del cuello. Este año regresamos a la playa para su 18va temporada como salvavidas, celebrando que puede caminar, nadar y rescatar.

Con otros salvavidas en la playa Coastguard Beach.

Jugando a que rescata a Andreína

sábado, 5 de julio de 2008

Dieta

Estoy a dieta. Esta vez no es para rebajar de peso, aunque ese será un feliz resultado secundario. Esta vez es porque que tengo el colesterol elevado y mi marido quiere que deje de tomar las pastillitas de Lipitor. A Scott no le gusta tomar medicamentos para nada. Su filosofía es estoica: uno aguanta y ya. Yo soy el extremo opuesto, que viva la medicina sobre todo si viene con sabor a cereza o en cómodas grageas, pero en éste caso le voy a dar la razón.

Mi médico en la clínica internacional de Tianjin me recetó las pastillas de Lipitor hace un año, y me las he tomado religiosamente. Mis niveles de colesterol han bajado un poco pero no suficiente como para dejar de tomarlo. La doctora Wang, mi acupunturista, me recetó té de unas semillitas rojas para lo mismo. Se me olvidó traerlas a EEUU. (Igual ni en China me lo tomaba regularmente pues es mucho más fácil tomar una pastilla que estar bebiendo agüita roja todo el día, todos los días.)

Una de mis resoluciones de año nuevo en enero fue rebajar de peso y gracias al reto Tulip, logré perder 6 kilos. A punta de ejercicio - poco y obligado - no he recuperado el peso, pero todavía me sobran otros 6 más. Pero no es para rebajar, no es para rebajar, no es para rebajar, no es para rebajar, ... (tengo que hacer planas para no olvidar la meta.)

Mi marido tiene un primo que es cardiólogo. Peter nos visitó en China el año pasado, justo cuando me acababan de recetar el Lipitor. El también lo estaba tomando y convenció a Scott que yo no estaba a punto de sucumbir a terribles efectos secundarios. Pues el muy traidor del primo ha decidido ahora que tomar medicina para el colesterol no es bueno y que hay que reducir los niveles con dieta y ejercicio. Muy sano pero me ha dejado sola de éste lado ideológico, del lado de los que piensan que mas valen dos pastillitas antes de dormir que 16 horas diarias pensando en dietas.

Total que ahora estoy en el tercer día de la dieta South Beach. Por un lado me gusta porque es una dieta muy epicúrea. Las recetas que vienen en el libro son divinísimas y la segunda edición tiene un programa de ejercicios corticos. Ya la seguí una vez y perdí bastante peso y además me sentía con mucha energía. Se me hizo dificil continuar en China pues no soy la que cocino, pero aquí durante mis vacaciones en EEUU no tengo a mis ayees así que aprovecho que soy la que compra y prepara los alimentos. Lo que no me gusta es que por las dos próximas semanas por lo menos, mientras dura la primera fase de la dieta que es la más estricta, lo único que voy a pensar es en comer: lo que no puedo comer, lo que sí puedo comer, lo que tengo que comer para dejar de comer.

Creo que me toca hacer mas planas porque no se trata de rebajar y comer sino de cambiar los niveles de colesterol y mis hábitos alimenticios. Ya les contaré como me va.

P.D. ¿Ya se unieron al proyecto Agua en “Yo También”?